Guerra por la Paz – Capítulo 4

Capítulo 4: ” ¡Cuidado!; Ogre, Grensa y Ladracu inician la Invocación”

Fanfic: Guerra por la Paz

Goten: Hace mucho que decidí lo que quería hacer y eso fue quedarme contigo, Tania; soy hombre de una palabra.

Marrón: No te librarás de mí tan fácilmente, Tom, ja, ja, ja.

#18 y Milk (desilusionadas): Ahhhhhhh.

#18: Al menos lo intentamos.

Marrón: ¿Y mi hermano?

#18: Se quedó en la Tierra, aún es muy chico para estos viajes.

Krilin: #18 trata a Jan como a un bebé.

#18: A Marrón la traté muy mano floja, y casi no me ocupé de ella pensando que tú lo harías mejor que yo, enano bueno para nada. ¿Qué gané?, que mi hija se encuentre viviendo a millones de años-luz de mí. No dejaré que ocurra lo mismo con Jan bajo ninguna circunstancia.

Todos: Ja, ja, ja, ja, ja, ja.

Vegeta: Han entrenado todo este tiempo ¿no? ¿Se preparan para la posible Guerra Civil? ¿Tan inevitable es? Si es así, por favor avísenme. Ha pasado mucho tiempo y no he tenido una buena pelea.

Bulma: Todos estamos preocupados por los muchachos, y tú sólo piensas en pelear.

Vegeta: Cálmate, mujer, sólo ofrezco mi ayuda.

Tom: Realmente no sabemos cuando pueda estallar esta Guerra, por eso debemos estar listos en todo momento.

Tania: ¿Y ustedes? ¿Han seguido entrenando?

Vegeta: Yo sí, pero los demás…

Gokú: Yo no he entrenado mucho que digamos.

Krilin: 18 y yo hemos estado practicando nuevas técnicas.

#18: Querrás decir que yo sola estoy practicando nuevas técnicas, tú no quieres salir del Kienzan y del Kamehame ha.

Tim: Bueno, debo irme, necesito tomar a aire fresco y además…

Todos: …no me gusta la cháchara, ja, ja, ja, ja, ja.

Tim: Creo que me he vuelto un tanto repetitivo y predecible.

La visita continúa y todos la pasan muy bien, pero pronto llega el momento de regresar.

Gokú: Bueno, ya es hora de volver.

#18 y Milk: ¡Tan pronto!.

Gokú: Vamos, no se pongan tristes, les prometo que pronto las traeré.

Goten: Adiós mamá, adiós papá.

Milk: Chao, hijo.

Milk comienza a llorar y abraza muy fuerte a Goten.

Goten: Mamá… arrrrgghhhhhh… me estás asfixiando.

Milk: Lo siento.

Gokú: Cuídate mucho, hijo.

Goten: Lo haré, papá.

#18: Adiós, Marrón.

Marrón: No te pongas triste, mamá, no voy a morir.

Krilin: Cuídate, hija.

#18: No te arriesgues mucho.

Marrón: No se preocupen por mí.

Vegeta: Bueno, adiós.

Tom: Adiós muchachos.

Tania: Tengan cuidado.

Gokú: Cualquier cosa, no duden en avisarnos.

Vegeta: Y si es para pelear con esos grupos extremistas otra vez, mejor.

Gohan: Sólo piensas en pelear, Vegeta.

Bulma: Creo que ese ser nunca cambiará, ya estoy comenzando a resignarme.

Videl: Adiós a todos.

Pan: Vámonos, que no quiero dejar solo más tiempo a Max.

#17: ¿Ves?, tú también te preocupas por él.

Pan: ¡Claro que lo hago!; es mi hijo, lo que pasa es que no soy una paranoica obsesiva como tú, amor.

#17: No soy ningún paranoico, sólo quiero que Max se convierta en un Super Guerrero.

Todos: Ja, ja, ja, ja, ja.

Tommy: Chao abuelita, chao abuelito.

#18: Chao, querido Tommy.

Krilin: Chao, Tommy, pórtate bien ¿OK?

Tommy: OK.

Reiko: Adiós, abuela.

Milk vuelve a llorar y abraza a su nieto.

Gokú: Cálmate, Milk.

Tom: Salúdenme a Piccoro y a Dan cuando lleguen.

Gokú: Está bien.

Vegeta: ¡¿Quieres teletransportarnos de una maldita vez, Kakaroto?!

Gokú: Ya voy, ¡qué obstinado eres, Vegeta!

Vegeta: ¡¡¡Hazlo Ya!!!

En ese momento, Gokú y los demás desaparecen y en el Castillo sólo quedan sus moradores.

Tom: Por lo menos, el contar con ellos me tranquiliza un poco.

Tim: Sí, ellos son de gran ayuda.

Tania: No sé, pero algo me dice que necesitaremos de su ayuda más pronto de lo que pensamos…

Han pasado dos meses desde la visita de los Guerreros Z a Blood y la Paz ha reinado en todo ese tiempo, pero… en el plantea Teerum…

Grensa: ¡Idiotas!, siempre retrasados.

Ladracu: ¡Oye!, también tenemos nuestros problemas.

Ogre: ¿Preparaste todo?

Grensa: Claro, ¿Crees que soy como ustedes?

Ladracu: Entonces, es hora de empezar.

Ogre: Pronto Tom y esos Guerreros Z verán lo que es el verdadero poder.

Ladracu: Se arrepentirán por haber rechazado nuestras peticiones.

Grensa: Bueno, es hora de finiquitar los últimos detalles antes de iniciar la invocación.

Ladracu y Ogre: Bien.

¿Cómo será la invocación?, ¿quién es ese Rametek?, ¿de verdad es un antiguo Emperador Vampiro?, ¿será más fuerte que los Guerreros Z? No se pierdan el próximo capítulo, titulado “La Invocación”.

Guerra por la Paz – Capítulo 5

Capítulo 5: “La Invocación”

Fanfic: Guerra por la Paz

Grensa: Como paso preliminar para la invocación, debemos terminar de alinear los planetas. Supongo que habrán seguido mis instrucciones al pie de la letra, ¿no?

Ogre: Por supuesto, ¿qué crees que somos?

Ladracu: Yo todavía no estoy muy seguro de que esto funcione…

Grensa: Funcionará. Bueno, ya casi estamos en el minuto señalado. Ordenen a sus hombres que empiecen.

Los tres líderes se comunican con sus hombres por radio, y cada grupo ocasiona fuertes explosiones en un planeta distinto. Las técnicas que utilizaban no causaban gran daño a los planetas (aunque la superficie era destrozada), sino que les daban un impulso extra. Lentamente, los 15 planetas fueron quedando en línea.

Ladracu: Un momento… ahora que lo pienso… Si les hemos dado más velocidad a los planetas, ¿no hará eso que la alineación dure menos?

Grensa: No importa, tenemos tiempo.

Ladracu: Podríamos ordenar a nuestros hombres que bombardeen los planetas por el lado contrario, para detenerlos.

Grensa: No, pronto deberemos dar inicio a la ceremonia. Ordenen a los hombres que regresen.

Ogre: Bien, pero… ¿cómo sabremos cuándo empezar?

Grensa: Pronto… pronto… ¡ahora! ¡observen!

En el punto donde estaba el trío, se inicia un gran terremoto. El suelo se abre y se eleva, y luego de unos minutos, toda una montaña había crecido.

Ogre: ¡S-sorprendente!

Grensa: Entremos.

Ladracu: ¿¿Por dónde??

Con un disparo, Grensa crea un agujero en la montaña, que resulta ser hueca.

Grensa: ¿Alguna otra pregunta?

Los tres entran a la montaña, que en su interior estaba complicadamente ornamentada. Las paredes estaban llenas de complicados escritos en una lengua extraña.

Ladracu: ¿Qué es todo esto? No reconozco el lenguaje, y eso que conozco a la perfección el idioma de los antiguos Vampiros…

Grensa: Estamos fuera del sello que mantiene cautivo a Rametek. Debemos abrirlo antes que termine la alineación. Después de eso, tendremos todo el tiempo del mundo.

Ogre: “Todo el tiempo del mundo”, jeje… literalmente, porque sin duda este planeta se destruirá cuando Rametek despierte.

Ladracu: ¿Q-qué? Nadie dijo nada de una explosión planetaria…

Grensa: No habrá explosión, tonto… son exageraciones de Ogre. Bien, ya llegamos a la cima. Colóquense en los puestos que les indiqué. Memorizaron lo que deben decir, ¿no es así?

Ogre: Sí, sí, no hay problema.

Grensa: Asegúrense que los hombres estén en posición.

Ladracu: Todos están listos.

Grensa: Comencemos.

Con voz profunda, el trío inicia un extraño canto, del que no entendían ni una palabra, ni siquiera Grensa.

Los 3: “…biculí conirrei basaradam tleilak sanjikyin vitulei…”

Estaban en lo más alto de la montaña metálica, rodeada por la montaña de piedra falsa. Lentamente, la montaña externa se hace pedazos, y una brillante esfera surge de la cima de la interna, y se eleva lentamente, hasta que queda estacionaria.

Siguiendo instrucciones, 99 de los más fuertes hombres de los tres líderes, todos dispuestos en círculo alrededor de la montaña, se convierten en vampiros y aumentan su energía al máximo, y disparan al unísono contra la esfera.

Los 3: “…kondandí sobatayán shurimey vileukem ¡SOGUACA!”

Apenas terminada la pronunciación de la última sílaba, la esfera brilló como mil soles, desprendiendo una energía terrible. El ruido aumentó hasta niveles inacotables, y cuando todo acabó…

Grensa: ¡Uf! Fue peor de lo que creía…

Ladracu: Aaah… por poco y no lo contamos.

Ogre: ¿Y nuestros hombres?

No quedaba rastro de nada ni nadie. Lo único que se salvó del planeta fue la plataforma en que estaban, y una pirámide bajo ellos.

Grensa: Realmente fue MUCHO peor de lo que creía.

Ladracu: Aún PEOR… una de nuestras naves de guerra informa de la desintegración de todas las demás. Además, los dos planetas más cercanos a nosotros, también desaparecieron.

Grensa: Sólo espero que haya funcionado…

Ogre: Jeje… sí, el sello se ha roto. Puedo ver la entrada a la cámara de Rametek.

Grensa: ¡Fantástico! Ahora queda la parte más fácil.

Ladracu: Ojalá así sea…

El grupo entra a la pirámide, que había estado encerrada por el sello. Una vez dentro, no se puede ver nada, pues la oscuridad es total.

Ogre: ¡Absolutamente oscuro!

Ladracu: Ni siquiera usando nuestra aura de energía se puede conseguir algo de luz.

Grensa: No se cansen intentando ver. El lugar es así, para desanimar a los ladrones. Que cada uno sujete a otro, para no perdernos. Yo los guiaré.

Al poco rato, los tres se sentían muy cansados, y a cada momento, la sensación de agotamiento era peor.

Grensa: Resistan un poco más… ya casi estamos allí…

Ogre: ¿Seguro que sabes adonde vamos? No se ve nada, pero al tantear las paredes puedo saber que esto es un laberinto.

Grensa: No se preocupen, conozco el camino.

Ladracu: Y si nos encontramos con… ¿¿el espíritu de Laudrup??

Ogre: ¿Laudrup? ¿Y eso qué es?

Grensa: No seas idiota, Ladracu… Laudrup fue la esposa de Rametek, que fue sepultada aquí.

Ladracu: Se dice que podía poner a raya al mismo Rametek…

Ogre: Absurdo, Rametek era invencible.

Grensa: Por eso mismo digo que es una tontería. Todo lo que se dice de Laudrup es falso.

Ladracu: ¿¿Y si Rametek se puso en hibernación por miedo a su esposa?? Quizá esperaba despertar cuando ya estuviera muerta.

Ogre: ¡Jaja! ¡Buena broma!

Grensa: Si Rametek los escuchara, ya serían un montón de polvo. O quizá ni siquiera eso.

Ladracu: Sólo intentaba relajar un poco el ambiente…

Grensa: No importa, ya llegamos.

De pronto se hizo la luz. El trío pudo ver un gran féretro de casi tres metros de alto, donde se suponía que dormía Rametek, en espera de ser invocado. Toda la sala daba muestra de una arquitectura impresionante, y su vista era monumental.

Ogre: ¡¡Gr-grandioso!! Pero, ¿cómo haremos para despertarlo?

Ladracu: Nunca nos dijiste nada de esta parte de la invocación. ¿Será muy difícil?

Grensa: No se preocupen, yo haré todo el trabajo.

Grensa se acerca al féretro, y presiona un pequeñísimo botón rojo en el centro del féretro, el cual se abrió al instante.

Grensa: Listo.

Ladracu (pensando): ¿¿¿Y eso era todo??? Esperaba algo más espectacular…

Del féretro emerge una figura, y al ver su imponencia, nadie tuvo ninguna duda acerca de quién se trataba…

Guerra por la Paz – Capítulo 3

Capítulo 3: “¡¿Problemas en el Reino de Tom?!”

Fanfic: Guerra por la Paz

En la entrada del Castillo Blood.

Soldado: Bienvenidos; el Rey, la Reina y los Príncipes estarán muy complacidos con su presencia.

Vegeta no puede evitar suspirar.

Vegeta (pensando): Pensar que pude tener estos privilegios… ¡maldito Freezer!

Los Guerreros Z entran al castillo y luego llegan a la sala principal donde se encuentra Tania.

Tania: ¡¡Qué sorpresa!!

Gokú: Hola; ¿están todos?

Tania: Sí.

Luego, todos fueron a la sala de entrenamiento.

Goten: ¡¡Hola, mamá!!

Milk: ¡¡Hola, hijo!!

Milk abraza a Goten durante un buen rato.

Tim: ¿Cómo están todos?

Vegeta: Bien.

#18: ¿Dónde está Marrón?

Vegeta: ¿Desde cuándo te interesas por tu hija?, siempre hiciste que la cuidara Krilin.

#18: ¡¿Quieres callarte?!, siempre he querido a Marrón; además, tú no has sido un padre excelente que digamos.

Vegeta: Grrrrrrrrr.

Tim: Cálmense; ella está entrenando con Tom y Tommy.

Reiko: ¡Abuela!

Milk: Pero si aquí está mi nieto consentido.

Milk abraza a Reiko otro rato; luego los Guerreros Z entran a la sala de entrenamiento propiamente dicha y ven a Tom y Marrón luchando en el aire sin perder la forma humana y ven a Tommy sentado en el suelo observando a sus padres pelear.

Marrón: ¡¡Lasser Light!!.

Tom esquiva el poder, aparece detrás de Marrón y le da un fuerte codazo en la espalda, luego la golpea en el estómago y con la mano con que le dio el golpe le lanza un Lasser Light, lanzando a Marrón al suelo.

Marrón: Me tomaste por sorpresa.

Marrón se lanza a atacar a Tom.

Marrón: ¡Multiplicity! ¡Dark Ball!

Tom ve venir a tres Marróns, c/u con una Dark Ball lista para lanzar; Marrón golpea a Tom y luego le pega la Dark Ball dejando a Tom aturdido en el suelo.

Tom: Te has vuelto muy fuerte, amor; observa esto.

Tom extiende sus brazos hacia atrás y en cada mano se forma una esfera roja de energía y cuando llega al punto máximo…

Tom: ¡¡Energy Fire!!

Tom lanza al mismo tiempo dos potentes rayos de energía (uno de cada mano) que cerca de Marrón se dividen en cuatro rayos que se dirigen hacia ella golpeándola muy fuerte, por lo que tarda un rato en recuperarse del golpe.

#18: ¡¡Hija!!

#18 corre donde está Marrón y al llegar junto a ella…

#18: ¿Estás bien, hija?

Marrón: Sí, mamá, aunque me duele todo el cuerpo.

Luego Tom y Tommy llegan donde Marrón.

Tom: ¿Te hice daño, amor?

Marrón: Un poco; esa nueva técnica tuya es muy poderosa.

Tom: Sí, he pasado mucho tiempo perfeccionándola; por suerte este cuarto está protegido por una barrera de energía para evitar que sea destruido mientras entrenamos.

Tommy: ¿Papá, te dio muy duro?

Marrón: No tanto, hijo. Mamá estará bien, no te preocupes.

#18: Me diste un gran susto, hija.

Marrón: Lo siento, mamá.

Luego, el cuarteto se reunió con los demás y se fueron al comedor a almorzar.

#17: ¡Por Dios, Pan!, ¿podrías comer decentemente?

Tania: No insistas, #17; por más que lo intentes, nunca dejarán de comer de esa forma.

Gokú, Goten, Gohan, Trunks, Pan, Vegeta y Reiko dejan de comer unos instantes al escuchar lo dicho y luego siguen comiendo de la misma forma.

#18: Comen como salvajes.

Bulma: Lo peor es tener que cocinarles.

Milk: Por lo menos tú le cocinas a tres saiayins; yo le cocino a cinco.

Videl: Hey; yo también cocino contigo, ¿no?

Pan (con la boca llena): Do gamvém aduyo edna codima.

#18: ¡¡Primero traga la comida y después hablas!!

Luego que Pan traga…

Pan: Decía que yo también ayudo en la cocina.

Milk: Sería el colmo que no lo hicieras.

Krilin: Bueno, bueno; cambiemos de tema. Tom, ¿cómo siguen las cosas aquí?

Tom: Van de mal en peor.

Tim: Los grupos rebeldes no quieren entender razones.

Tom: No pensé que sería tan difícil lograr que todo mi pueblo quisiera ser pacífico y que aceptaran la restauración.

Marrón: Lo peor es que a nuestros hijos los llaman mezclados, a mí me dicen impostora y a Goten lo llaman intruso.

Tania: Son idiotas; jamás pensé que nuestra gente iba a caer en el asqueroso mal del racismo.

Tom: Si las cosas siguen así, mucho me temo que estallará una guerra civil entre el reino y esos grupos rebeldes.

Tim: Creo que eso es inevitable.

Tom: Lo que me duele es que mucha gente inocente estará en medio.

Tania: En estos momentos estamos esperando lo peor, pues dichos grupos rompieron el diálogo porque no les concedimos sus peticiones.

En ese momento, todos los saiayins terminaron de comer.

Vegeta: ¿Cuáles eran sus peticiones?

Tom: Que les cediéramos el trono y permitiéramos que ellos nos juzgaran por nuestros crímenes.

Gohan: ¿Cuáles crímenes?

Tom: Permitir que la familia real se mezclara con otras razas; querer cambiar las antiguas creencias de nuestra raza y otras idioteces.

Tania: Nos costó mucho llegar hasta aquí y no daremos marcha atrás.

Tim: Por esa razón no concedimos las peticiones de esos grupos.

Trunks: ¿No temen por sus vidas?

Tom: Sí, pero es un riesgo que debemos correr si queremos lograr nuestro objetivo; por eso aprovecho esta ocasión para hacerle esta pregunta a Goten y a Marrón: ¿Quieren quedarse, luchar y afrontar todas las consecuencias que eso traerá? ¿O prefieren irse a la Tierra y regresar cuando esto haya acabado?

Milk: Por favor, Goten, vente con nosotros; ¿sí?

#18: Hija, ¿qué decides?

Si quieren saber la respuesta de Goten y Marrón, no se pierdan el próximo capítulo.

Guerra por la Paz – Capítulo 2

Capítulo 2: “¡Los Guerreros Z van a Blood!”

Fanfic: Guerra por la Paz

En casa de Krilin.

Jan: La comida está muy sabrosa, mami.

#18: Gracias, al menos alguien lo nota.

Krilin: ¿Sabes?, me quedé pensando en lo que dijiste de Marrón.

#18: ¿Vamos a visitarla? Por favor…

Krilin: Sí, tenemos tiempo sin verla y me preocupa que la situación allá no esté estable.

#18: Yo también estoy preocupada por eso.

Krilin: Vamos a buscar a los demás.

#18: Bien.

En casa de Bulma.

Bulma: ¿Dónde se habrá metido Vegeta?

Vegeta estaba entrenando con Trunks cerca de allí.

Trunks: Wow, papá. Te has vuelto muy fuerte.

Vegeta: Lo sé.

Trunks: Pero sigues igual de egocéntrico, ¿eh?

Vegeta: ¡¿Quieres callarte y atacarme?!

En ese momento llega Bra.

Bra: Yo también quiero pelear, papá.

Vegeta: Definitivamente no.

Bra: Pero papá…

Vegeta: No dejaré que te metas en nuestras luchas; no quiero que te lastimen.

Bra: Yo soy una sayanin y soy muy fuerte.

Vegeta: Es Saiayin; además eres muy pequeña.

Trunks: Yo empecé a entrenar más pequeño que ella.

Vegeta: ¡No te metas!

Trunks: Sí, papá.

Vegeta: Esas peleas son muy peligrosas así que olvídate de participar.

Bra comienza a llorar.

Vegeta: No me vas a conmover con esos lloriqueos.

Trunks (pensando): Ni él mismo se cree eso.

Bra sigue llorando.

Vegeta: ¡¡Rayos!!, está bien, vamos a entrenar.

Bra: Bieeeeeeennnn.

Vegeta (pensando): No es posible que el gran Príncipe de los Saiayins se deje dominar por dos terrícolas. Al menos con Trunks es diferente, él me guarda algo de respeto todavía.

En casa de Gokú.

Krilin: Hola, ¿cómo están?

#17: Hola, hermanita.

#18: Hola, #17.

Krilin: ¿Está Gokú?

Milk: Está en su cuarto, un momento, ¡¡Gokuuuuuuuuu!!

Gokú: Ya voy.

Cuando Gokú llega a la sala.

Gokú: Hola Krilin.

Krilin lo pone al tanto de lo que quiere.

Gokú: Me parece una buena idea.

Milk: Sí, yo quiero ver a Goten.

Gokú: Saldremos pasado mañana, ¿te parece?

Krilin: Perfecto, adiós.

Al día siguiente, en el Centro Comercial.

Videl: A ver; ¿está todo?, no, falta la comida.

Milk: Esos seres nos matan si no la llevamos.

#18: Los saiayins comen como unos animales.

Bulma: Por lo menos tú no tienes que alimentarlos.

#18: Por eso yo no cambio a mi Krilin por nadie; además, cada día que pasa, me enamoro más de él, es un ser encantador.

Videl, Bulma y Milk (irónicas): ¡Qué lindo es el amor! Ja, ja, ja.

#18: No se burlen.

Videl: Bueno, cambiando de tema, ¿iremos a Blood mañana?

#18: Sí, no puedo esperar para ver a Marrón.

Milk: Yo también estoy ansiosa de ver a Goten.

En ese momento…

Pan: ¡Apúrense!, estoy mal estacionada.

Videl: Ya vamos, hija.

#18: Será mejor terminar rápido.

Milk: ¡Listo!, hora de irnos.

#18: Creo que me iré volando para llegar más rápido; no quiero dejar a Jan mucho tiempo solo con Krilin; lo está malcriando y lo peor es que lo deja ver películas de terror y después el niño tiene pesadillas.

Milk: ¿Que Krilin no era el esposo ideal?

#18: Supongo que nadie es perfecto.

Todas: Ja, ja, ja, ja.

#18: Bueno, adiós.

Milk, Pan, Videl y Bulma: Adiós.

Al día siguiente, todos estaban listos para irse menos Mr. Satán, a quien habían dejada encargado de Jan, Bra y Max.

Mr. Satán: Esto es el colmo; para lo que he quedado.

Max: Papá, quiero ir contigo.

#17: No podrá ser, hijo. El sitio que vamos es muy peligroso.

Pan: Te prometo que pronto te llevaremos.

Jan: Mami, llévame contigo.

#18: Lo siento, pero no puedes ir.

Krilin: Partamos de una vez.

Gokú: Bien.

Y Gokú desaparece junto con los demás. ¿Qué les espera a los Guerreros Z en el Planeta Blood?

Guerra por la Paz – Capítulo 1

Capítulo 1: “Quiero ir a Blood”

Fanfic: Guerra por la Paz

Han pasado 7 años desde la lucha contra Tim, y los Guerreros Z han vivido en paz, aunque una paz muy frágil. En la Tierra, los miembros de la resistencia, ayudados por los Guerreros Z, han reconstruido casi todo y se respira un clima de tranquilidad. Jan, el hijo de #18 y Krilin, tiene 6 años y es amigo inseparable de Bra, Max y Tommy, aunque este último viva en otro planeta y ellos se llaman a sí mismos “El Poderoso Grupo de los Cuatro” (faltos de imaginación ¿no?). En Blood, Reiko, el hijo de Tania y Goten, quien tiene la misma edad de Jan, ha crecido (junto con Tommy) en un ambiente tenso (por no decir hostil); el pueblo está dividido en los que apoyan al Reino y la idea de la Restauración hacia una nueva era y los que quieren vivir en el pasado y seguir con la conquista y la destrucción. El plan de Tom, de guiar a los Vampiros hacia una convivencia pacífica con los humanos, fue un fracaso. Grupos extremistas han buscado derrocarlo durante estos siete años, pero gracias a la alianza con los Guerreros Z, ninguno de los ataques ha logrado su objetivo. Ni siquiera han causado mayores problemas. Pero eso está a punto de cambiar…

En el lejano planeta Teerum, los tres líderes de los más poderosos grupos que intentan derrocar a Tom, se han reunido para trazar sus planes.

Ladracu: “No hay forma de vencer sin ayuda. Esos Guerreros Z son demasiado poderosos. Nuestros mejores hombres ni siquiera han logrado hacerles un mísero rasguño”

Ogre: “No es para tanto, no son invulnerables. Aunque estoy de acuerdo en que es imposible que les derrotemos nosotros solos. Además, nuestro grupo no es muy numeroso. Muchos de los nuestros permanecen fieles a Tom”

Grensa: “Si se trata de conseguir ayuda, tenemos la mejor muy cerca de aquí”

Ogre: “¿De qué estás hablando? Ninguno de los mundos cerca de aquí tiene habitantes poderosos que puedan ayudarnos”

Grensa: “No hablaba de eso, me refería a Rametek”

Ladracu: “¿¡Rametek!? ¿El mismo de la leyenda?”

Grensa: “No es ninguna leyenda, su pasado está bien documentado. Se dice que su poder es absoluto e ilimitado”

Ladracu: “Pero… un antiguo y todopoderoso Emperador Vampiro, que se puso en estado de hibernación para poder llamarlo en el momento en que se le necesitara… demasiado fantástico para ser real”

Ogre: “Con su ayuda no podríamos perder, pero ¿cómo liberarlo? Se dice que en una guerra de hace siglos se le intentó despertar, pero un poderoso hechicero lo aprisionó antes de que despertara por completo”

Grensa: “El hechizo que lo libera es prácticamente irrompible, es cierto”

Ladracu: “Volvemos a estar como al principio… no hay nada que hacer”

Grensa: “Error. Hay una forma de romper el hechizo”

Ogre y Ladracu: “¿¿Cuál??”

Grensa: “Con una sencilla invocación, en el momento de la alineación de los 15 planetas de este sistema solar”

Ogre: “Ya entiendo… y precisamente falta poco para ese alineamiento…”

Grensa: “Ojalá fuera tan sencillo… los 15 planetas se alinearán dentro de unos 7500 años”

Ladracu: “¿¿¿7500 años??? ¿Y eso de qué nos sirve, entonces? No sugerirás que nos sentemos a esperar”

Grensa: “Deja de portarte como un imbécil derrotista. No les diría todo esto si no lo tuviera todo planeado. Dentro de un par de meses, 12 de los 15 planetas estarán alineados, y a los otros tres estarán fuera de la línea por muy poco. Todo se reduce a la sencilla tarea de mover esos tres planetas”

Ogre: “¿¿Así de simple?? ¿Podremos liberar a Rametek en sólo un par de meses?”

Grensa: “Hagan sus preparativos, caballeros. Dentro de dos meses, iniciaremos nuestra ofensiva”

En casa de Krilin, en la Tierra.

Jan: Mamá.

#18: Hmmm…

Jan: Mamá.

#18: ……

Jan: ¡¡MAMÁAAAAAAAAAA!!

#18: Eh, ah, hijo; son las tres de la mañana. ¿Qué haces de pie?

Jan: Hay un monstruo en mi cuarto.

#18: Hijo, los monstruos no existen.

Jan: Sí existen, yo los vi en la tele con papá.

#18 (pensando): Así que eso es lo que le enseña Krilin al niño; ese inconsciente me va a escuchar.

Jan: ¿Puedo dormir con ustedes?

#18: Está bien, pero sólo por hoy.

Y #18 saca a Krilin de la cama para que Jan se duerma en ella.

Krilin: Hey, ¿qué pasa?

#18: Que por culpa tuya Jan no puede dormir por culpa de un “monstruo” en su cuarto; ¿Por qué dejas que nuestro hijo vea esas películas de terror?

Krilin: Eh… ah… esteee…

#18: Eres un irresponsable. Bueno, esta cama es para dos personas, y como Jan no quiere dormir solo, tú te vas a dormir en el sofá.

Krilin: ¿Y por qué no te vas tú al sofá?

#18: ¡¡¡Porque el que deja que el niño vea esas películas, eres tú!!!

Krilin: Ah, que más da…

Jan: Buenas noches, papá.

Krilin: Buenas noches, hijo.

Krilin le da a Jan el beso de buenas noches y luego le da un beso en la boca a #18.

#18: Siempre quieres arreglar todo con besos; pero, me gusta que lo hagas; estos momentos me hacen recordar a Marrón. ¿Qué estará haciendo? ¡Cómo me gustaría ir a verla!

En Blood.

Fabio: Mi Reina, El Rey y los Príncipes la esperan para cenar.

Marrón: Bien, ya voy.

En el comedor del castillo.

Tania: La situación no es nada favorable. Tom.

Tom: Esos grupos rebeldes no quieren entender razones.

Tim: Lo siento, creo que esto es culpa mía.

Tom: Eso no es verdad, esas creencias absurdas son tan viejas como nuestra raza misma.

Tommy: Papi, ¿por qué la gente dice que yo no soy de su raza?

Reiko: A mí también me dicen eso. ¿Por qué?

Tom: Esto es el colmo, es soportable que se metan con nosotros, pero nuestros hijos son inocentes de todo esto que está pasando.

Tania: Ustedes son de nuestra raza y no dejen que nadie les diga lo contrario.

Marrón: Eso mismo pensarán de mí.

Goten: Por lo menos ustedes son mezclados, yo no tengo ni una gota de sangre de Vampiro. ¿Qué me quedará?

Tim: Va a ser una tarea difícil lograr que todas las personas acepten la restauración.

Tom: Pero no descansaremos hasta conseguirlo.