Herencia – Capítulo 5

Capítulo 5: “La maldad de Nyaar”

Fanfic: Herencia


Bra había conseguido recuperar el control de su cuerpo por un instante y evitó que Nyaar acabara con su amiga. Se acercó a ella nerviosamente temiendo lo peor, pero justo en ese instante entró Goten en la sala atraído por los gritos de Bra. No pudo escuchar el resto de la pelea por causa de la tormenta y justo cuando entraba había escuchado sus gritos. Se sorprendió al ver a Bra, y el resto de la sala hecho un desastre…

  • GT : ¡¡¡¿PERO QUÉ DIABLOS HA PASADO AQUÍ?!!! –dijo Goten acercándose. Vio a Bra parada sin poder moverse y a Pan en el suelo. Rápidamente de acercó y examinó a Pan…
  • BR real : Yo… yo… –las palabras no conseguían salir de la boca de Bra. Pero antes de que dijera algo Goten la cortó…
  • GT : ¡¡¡Esta vez sí que se pasó de la raya!!! –dijo molesto ante el asombro de Bra– Seguramente otra vez estuvo intentando controlar el Kamehameha, pero le salió mal el tiro. Demonios… le dije que no lo hiciera, es muy peligroso. Afortunadamente aún está con vida. No te preocupes, que con una senzu (semilla del hermitaño) se recuperará. Pero… –se volvió a Bra– ¿a ti no te pasó nada, no?

Bra no contestó, pero estaba parada con la cabeza gacha…

  • GT : Espero que no. Me extrañó verte aquí, pensé que ya te habías ido… –Al no obtener respuesta de Bra, se volvió hacia Pan sin notar que Bra estaba cargando energía en su mano –Cuando Mr. Satán vea esto va ha traumarse. Bueno, por ahora lo que importa es llevar a Pan a casa para luego… un momento, ¿que dem…? ¡¡¡ARGGGGGGGGG!!! –gritó Goten al recibir un enorme disparo de energía que impactó en su espalda, para luego desplomarse inconsciente sobre el cuerpo de Pan en el momento que volteaba la cabeza al sentir la extraña energía de hacía un rato. El disparo había provenido de Bra, que había sido poseída de nuevo por la malvada Nyaar, quien atacó a Goten por la espalda. Luego se acercó a los cuerpos con una malvada sonrisa…
  • BR : Bueno, creo que esto bastó para acabarlos… que bien, dos pájaros de un tiro. Mierda… por poco pierdo el control de esta mocosa. Esa Pan debe significar mucho para ella, que lástima que ya esté en el infierno al igual que ese otro chico… Hummm… ¿me pregunto quien sería?… no importa, porque de todas maneras iba a morir al destruir este planeta. No estuvo tan mal, les evité el sufrimiento de la agonía… –luego frunció el ceño de una manera tétrica– pero el que no se va a librar de ese sufrimiento eres tú, Vegeta, y no sabes cómo lo voy a disfrutar.

Acto seguido reventó el techo de un disparo y salió volando con rumbo a la Capsule Corp. en busca de Vegeta.


Mientras tanto, la tormenta aún no cesaba y parecía que había cobrado más fuerza que antes. Los rayos caían casi seguidos causando problemas, sobre todo a los aviones que trataban de llegar a su destino al verse sorprendidos por la tormenta…

  • PILOTO : Realmente tenemos problemas –dijo el piloto nervioso– no sé si salgamos de ésta.
  • COPILOTO : No te preocupes, ya verás que todo saldrá bien –tranquilizó su compañero– Sólo hay que mantener la calma.
  • PILOTO : Sí, tienes razón… hasta ahora todo marcha bien y creo que podremos tomarnos un descanso. Enciende el piloto automático.

Cuando el copiloto estaba a punto de hacerlo, de pronto se quedó helado al mirar a través del cristal. A pesar de la poca visibilidad consiguió ver a una chica volando en dirección a ellos… Era Nyaar en el cuerpo de Bra que volaba a toda velocidad…

  • COPILOTO : ¡¡Señor!! –gritó al mismo tiempo que señalaba por la ventana– No va a creer esto… es una chica y ¡¡viene volando hacia nosotros!!

Bra, que había visto el avión, siguió volando en dirección a ellos sin cambiar su curso y gritó con voz potente…

  • BR : ¡¡¡¡TODO AQUEL QUE INTERFIERA EN MI CAMINO, SERÁ DESTRUIDO!!!!

Dicho esto, Bra atravesó el avión de la punta de la cabeza a la punta de la cola haciendo que explotara en el proceso. Hecho esto, continuó su camino sin importarle la cantidad de vidas que había aniquilado. Realmente Nyaar era malvada y poderosa, y ahora más que nunca luego de haber tomado posesión de un cuerpo de una semi-saiyajin, cuyos poderes despiertan a temprana edad y tiene completa seguridad que nadie podrá derrotarla, ni siquiera Vegeta.

Mientras tanto, en la Capsule Corp. hay un ambiente tenso. Ya son más de las ocho de la noche y todos están preocupados por Bra que aún no llega, y la preocupación aumenta por la tormenta. Bulma se pasea de un lado a otro, tanto que parece que va a dejar un agujero en el suelo mientras Vegeta permanece sentado en el sillón…

  • VG : ¡¡¡Ya basta, mujer!!! –exclamó Vegeta– ¡me estoy mareando de tanto verte dar vueltas!
  • BL : Si tanto te molesta, entonces mira a otra parte –dijo fastidiada– ¡No puedo creer que estés allí tan tranquilo sentado sabiendo que Bra aún no vuelve!
  • VG : ¡Y quién te dice que estoy tranquilo, demonios!… ¡Yo también estoy preocupado por esa chica!
  • BL : Pues no lo parece…
  • VG : ¿Y qué quieres? ¡¿Qué me ponga a dar vueltas igual que tú?!
  • BL: Dios mío…¿dónde estará con este tiempo? –dijo angustiada – Espero que no…
  • VG : ¡Vamos, Bulma, no seas dramática! Bra es una chica inteligente y no creo que esté vagando de noche con esta tormenta. Seguramente está en casa de alguna de sus amigas.
  • BL : Sí… puede que tengas razón. Tal vez está en casa de Gohan con Pan o tal vez en casa de Krilin con Marron, aunque no creo que haya ido tan lejos.

Ya se había calmado un poco, cuando Trunks bajó las escaleras…

  • TR : Acabo de llamar a todas sus amigas conocidas, pero ninguna la ha visto, salvo Emily que dice que faltó al entrenamiento de natación… bueno creo que eso tiene justificación por su pequeño problema. –prosiguió– También llamé a casa de Gohan, pero tampoco estaba.
  • VG : Ahora sí estoy preocupado… –dijo Vegeta.
  • TR : Pero hay una salvedad… Gohan de dijo que Pan había ido con Goten a entrenar a la academia de Mr. Satán… Tal vez se encontró con ellos y puede que ya no tarden mucho en venir.
  • BL : Sí, espero que sea como tú dices, hijo…
  • TR : No te preocupes, mamá. Bra no es tan loca como para venirse volando con este clima como a veces lo hace papá… ¡ups…! –Trunks calló esperando que su padre no lo hubiese oído.
  • VG : ¡Bueno! –dijo Vegeta levantándose del sillón– Me voy a la cámara a estrenar un poco. A la hora que regrese me avisan, ¿de acuerdo?
  • BL : Sí, no te preocupes… ¿No vas a cenar?
  • VG : No, esperaré hasta que vuelva. Al momento que se dirigía a la puerta se paró junto a Trunks y lo miró amenazante…
  • VG : No creas que no te he escuchado, gracioso… Y agradece que por tu madre no te haya hecho nada en ese momento.
  • TR : Bueno… yo… Jejeje… –dijo nerviosamente mientras Vegeta se marchaba con dirección a la cámara de gravedad en medio de la lluvia.

Trunks respiró profundamente luego que su padre se hubo ido “De la que me salvé” pensó. Como tardarían en cenar, fue a la cocina por una fruta y estaba por ir a su cuarto cuando escuchó unos golpes en la puerta principal. Cuando abrió la puerta de llevó un gran susto al ver a Bra sola y totalmente empapada…

Herencia – Capítulo 4

Capítulo 4: “¡Posesión!”

Fanfic: Herencia

Llovía a cántaros en la Capital del Oeste y toda la gente corría a sus casas buscando refugio. Numerosos vehículos circulaban rápidamente y las luces encendidas de la ciudad mostraban un juego de colores. Mientras todo esto sucedía en la calle, en la academia de Mr. Satán reinaba el silencio, a excepción de los ruidos provocados por Pan que aún seguía entrenando. Ella esperaba a Son Goten que había salido desde hace un rato, pero para no enfriarse decidió seguir practicando…

  • PN : ¡¡Uffff!!… ¡vaya!… en realidad éste ha sido un día pesado, no veo la hora de llegar a casa, tomar un buen baño y cenar. ¡¡Y vaya si tengo hambre!!… Pero, ¿por qué tardará tanto tío Goten? ¡Si no llega en un minuto ya verá lo que le espera! –se dijo para sí.

De pronto se escuchó la puerta principal abriéndose y ella se volvió pensando que era Goten, y cual sería su sorpresa a ver que era Bra la que entraba.

Pan parpadeó al verla, ¡pero si hacía 10 minutos que se había ido!, ¿para qué habría regresado?, se preguntó… bueno, tal vez habría olvidado algo importante. Sin mediar palabra alguna, Bra se subió a ring de combate de un salto y la miró a los ojos. Bra en esos momentos estaba poseída por Nyaar y Pan no lo sabía..

  • BR : ¡Atácame! –dijo– quiero luchar.
  • PN : ¿Cómo?… pero si acabamos de entrenar, –prosiguió– además quedamos en continuar mañana. Mira, ahora estoy cansada y me quiero ir a casa. Si quieres…
  • BR : ¡¡¡TE DIJE QUE QUIERO LUCHAR!!! –la cortó. Había furia en sus ojos y deseos de combate. Pan estaba turbada, pero no iba a permitir que le griten así.
  • PN : ¡Oye, Bra! si no te gustó que te derrotara y quieres desquitarte… bien, puedes buscarme mañana y…
  • BR : Mira ,estúpida –le dijo– no estoy aquí para perder mi tiempo y si te digo que quiero pelear es porque es así. De modo que ponte en guardia ¡¡¡AHORA!!!

Pan se enfadó al escucharla, ella nunca le había hablado así y realmente la estaba provocando. Apretó los puños y la miró de frente…

  • BR : Claro que si tienes miedo de perder… ¿que podría esperar yo de alguien tan debilucha? No podrías hacer nada en contra mía… –Nyaar rió para sus adentros, ella sabía cómo provocar a sus oponentes. Al tomar el cuerpo de Bra, hacía uso de su voz y esto confundía a Pan.
  • PN: ¡¡Esto ya fue suficiente!! –dijo Pan furiosa– ¡¡Tú no tienes ningún derecho para venir y hablarme así!!… ¡¡Te derroté antes y puedo volver a hacerlo!!… –Pan estaba encolerizada.
  • BR : ¿Sabes?… suena cómico viniendo de alguien como tú. Te apuesto que no podrás tocarme. Haz tu mejor esfuerzo, niña –se burló.

Pan se sentía confundida al ver a su disque amiga, no pareciese que fuera ella. Era extraño, muy extraño… ella podría estar molesta pero no era para tratarla así… No, ella no era así, algo debía pasarle. Tal vez si peleaba con ella podría calmarla y hacerla entrar en razón.

  • PN : Terminemos rápido, ¿quieres?… Sólo avísame si te golpeo muy fuerte. –se rió.

Acto seguido se lanzó contra ella y sólo hasta que la tuvo muy cerca, Bra desapareció y apareció a sus espaldas. Volvió a atacarla pensando que había tenido suerte, pero se movía tan rápido que no conseguía tocarla apenas. Se detuvo cansada y asombrada mientras Bra la miraba despreciativamente. “Es increíble” –pensó ella– “antes no era tan rápida…¿qué está pasando?”

  • BR : ¿Eso es todo lo que puedes hacer? Y eso que ni siquiera transpiré –se burló.

Pan, al escuchar esto, arremetió contra ella aún más fuerte que antes, pero Bra recibió su golpe sin moverse apenas. Luego la miró y rió.

  • BR : Realmente pensaba que eras más fuerte… pero ni siquiera conseguiste hacerme cosquillas.

Pan retrocedió asustada, no podía creerlo… Si con la fuerza que aplicó habría bastado para romper un muro de piedra. Luego Bra la miró de una manera que caló sus huesos, su mirada era diferente, maligna, llena de odio. ¡¿Qué era lo que le pasaba?!

  • BR : Bueno… –dijo finalmente– realmente esto es muy aburrido, y como dijiste estás apurada…, yo también tengo otras cosas que hacer, así que ahora es mi turno de atacar. Y como tú dijiste al empezar a atacarme, “si te duele… avísame”.

Pan no tuvo siquiera tiempo de moverse ante el tremendo golpe que recibió en el estómago, seguido de un puntapié en la cara y un puñetazo. Pan retrocedió hacia atrás temblando de dolor. Pero se puso en guardia y atacó con furia. Los golpes ahora eran más fuertes y ambas se lo habían tomado muy en serio, para entonces el combate se había llevado al aire. Pan consiguió propinarle un rodillazo en el estómago, pero Bra ni siquiera se inmutó. Ella le respondió con un codazo, tomó su pierna y la estrelló contra la plataforma de combate dejando un gran agujero. Pan saltó a su encuentro, pero Bra se le adelantó girando sobre ella y golpeando su espalda con sus dos pies. Pan pudo detenerse antes de caer al suelo. Estaba jadeando y escupía sangre de la boca, aparte de las numerosas heridas que tenía. Pero de pronto recordó su punto débil “¡su cola!” pensó. Si se la sujetaba, perdería toda su fuerza como la vez anterior. Lentamente se incorporó y la miró a los ojos sonriendo…

  • BR : ¿Por qué me miras con esa sonrisa de idiota? –se burló– ¿acaso crees poder ganarme?
  • PN : Te voy a ganar –dijo Pan sin dejar de sonreír. Rápidamente saltó delante de ella, la distrajo con un pequeño disparo de energía y sin que se diese cuenta se colocó detrás de ella y tiró de su cola con fuerza esperando su reacción, pero para su sorpresa se quedó quieta, volteó a verla y le dijo sonriendo sarcásticamente…
  • BR : ¿Crees que si mi cola fuera mi punto débil, sería tan estúpida como para dejar que la tomaras?

Antes de que Pan pudiera decir algo, Bra le propinó un tremendo golpe con su cola como un látigo hacia su rostro y nuevamente la arrojó al suelo.

Pan ahora estaba más confundida que antes, no sólo estaba más fuerte, sino que no le pasó nada al tirar de su cola. Pensó por unos instantes…

  • PN : B-Bra… ¿qué es lo que te sucede?… ¿Por que actúas así?… ¿Acaso intentas matarme? –preguntó confundida.
  • BR : Simplemente… –dijo– que ya me cansé que se burlen de mí y sobre todo tú diciendo que eres más fuerte que yo. Y sobre lo de matarte… voy a considerarlo –dijo sonriendo con una terrible mirada.

Ahora Pan estaba más enredada que antes, ¡¿que consideraría matarla?!… ¡¿acaso estaba loca?!… Tenía que hacerle entrar en razón, así que decidió usar un poder más fuerte.

  • PN : Bien, Bra… –dijo con dificultad mientras se incorporaba– yo no quería hacer esto, pero tú te lo estás buscando. No sé qué diablos te está pasando, pero nunca me subestimes. ¡¡¡PREPÁRATE!!!

Bra levantó una ceja sin inmutarse siquiera y vio como Pan comenzaba a preparar un Kamehameha, igual a los de su abuelo Son Gokuh.

  • PN : ¡¡¡¡¡KAME…HAME…HAAAAAA!!!!!

Una gran onda de energía salió de sus manos con dirección a Bra, quien de un solo golpe desvió la energía de retorno a Pan, quien no pudo hacer nada para detenerla y el impacto causó que terminara empotrada en la pared. Bra se acercó riéndose, y tomándola de la ropa, la levantó. Pan apenas podía moverse, pero estaba consciente a pesar de encontrarse terriblemente lastimada…

  • BR : ¿Sabes qué? –dijo mirándola– en realidad fue muy divertido jugar contigo, me sirvió de calentamiento para lo que tengo que hacer después. No puedo creer que esta mocosa te considerara una rival terrible a la que no podía vencer si en realidad eres una basura, no me llegas ni a los talones… Acto seguido la mandó lejos de un puntapié y volvió a acercársele.

Pan estaba muy lastimada, pero había conseguido escuchar lo que dijo “esta mocosa”, pensó, por la manera que lo dijo no se estaba refiriendo a ella, sino a alguien más… un momento, Bra jamás la hubiera tratado así y esa fuerza descomunal… ella no podía ser Bra.

  • PN : T-tú… n…no er…eres B-bra –dijo con dificultad. Nyaar la miró a través de los ojos de su poseída y rió ruidosamente. Luego la tomó de nuevo de la ropa y la levantó…
  • BR : Vaya… debo reconocer que eres lista y me has descubierto, pero… no estabas del todo cierta… En realidad soy Nyaar, sólo que he tomado prestado el cuerpo de tu amiguita para lograr mis planes. Al tomar su cuerpo me apoderé de su voluntad y parte de sus recuerdos, por eso pude encontrarte y saber quién eras. Sólo quise probar “mi” nuevo cuerpo con algún rival conocido de ella y he descubierto que esta niña tiene bastante fuerza y un gran poder que unidos a los míos no será rival para nadie… Bueno, como ya sabes mi secreto creo que tendré que eliminarte y no sabes qué ganas tenía de ver morir a alguien. Antes de que mueras te diré que soy una saiyajin que regresó para vengarse de ese maldito del príncipe Vegeta y de paso acabar con este miserable planeta y tú vas a ser la primera que sucumbirá ante mi nuevo poder. Que tengas dulces sueños…

Justo cuando estaba por atravesarla de un golpe, de repente sintió un gran dolor en el pecho y cabeza que la obligó a soltar a su víctima, que se desplomó inconsciente. Sentía como si le quemaran las entrañas y de pronto el dolor cesó. Sacudió la cabeza y se levantó con dificultad, miró a su alrededor y vio el cuerpo de Pan a su lado…

  • BR real : ¡¡¡PAN!!! –gritó– ¡¡¡Dios mío!!! ¡¿QUÉ ES LO QUE HE HECHO?!

BRA VS. PAN

Herencia – Capítulo 3

Capítulo 3: “Una extraña aparición”

Fanfic: Herencia

Bra se había quedado callada al escuchar esa penetrante voz, pero no la reconocía. De pronto unas nubes negras la envolvieron y se encontró en tinieblas. Al mirar al frente, entre las nubes, pudo distinguir una extraña silueta, que conforme se fue aclarando, pudo ver que era una mujer de cabello largo y negro con ropas saiyajin que la miraba fijamente. Parecía ser un fantasma, porque podía distinguir las nubes detrás de ella, pero esta extraña mujer emanaba un tremendo poder…

  • BR : ¿Qui…quién eres? –preguntó nerviosamente.
  • ??? : ¡Cómo!… ¿acaso no me reconoces? –dijo la figura, riéndose– Seguramente que no, eras sólo una cría cuando me viste por primera vez.
  • BR : ¿Que yo te he visto antes?
  • ??? : Ajá… un momento, déjame refrescarte la memoria en tu pequeño cerebro –continuó– ¿recuerdas que cuando eras pequeña, una nave en forma de esfera rompió el techo de tu casa y de allí salió una mujer que trató de matar a tu padre? ¿Y que luego recibiste un disparo por tratar de proteger a tu patética madre? –dijo con una sonrisa malvada.

(Nota: ver Love Affairs)

Bra se quedó petrificada en el sitio sin poder articular palabra alguna. Algo recordaba en su memoria, de aquella terrible noche en la que casi toda su familia pierde la vida por culpa de esa horrible mujer saiyajin, cuando ella era sólo una niña. Pero… ¡¡eso era imposible!! ¡¡Ella estaba muerta!! ¡¿Cómo pudo haber regresado?!… Realmente estaba muy confundida…

  • ??? : ¿Qué pasa? ¿Por qué esa carita de asustada? ¿Acaso no te da gusto verme? –dijo burlándose, fingiendo una cara inocente– Tal parece que aún no te acuerdas de mi nombre, bien… te lo diré… Soy NYAAR, y recuérdalo bien, porque será lo último que escuches…
  • BR : ¡¡¿¿Q-QUÉEE??!! –dijo tragando saliva.
  • NY : No pongas esa cara, niña, no pienso matarte, eso lo haré más adelante… –siguió diciendo con la misma expresión– primero pienso mandar al infierno a ese estúpido de Vegeta, luego a la hembra que me lo quitó y finalmente a ese mocoso inútil. En otras palabras… a TU familia. Pero en la forma inmaterial en que estoy no podré hacerlo, así que para lograr mi venganza pienso tomar prestado TU CUERPO.
  • BR : ¡¡¿QUÉ ES LO QUE TRATAS DE DECIR?!! –gritó muy alterada.
  • NY : Es muy sencillo… entraré en tu cuerpo y tomaré control de ti, para luego acercarme lo suficiente a tu familia y acabar con ellos uno por uno de la manera más dolorosa… –luego la miró– ¡Vaya! veo que tienes cola, así no será tan desagradable y será más fácil. Puedo sentir que tienes un gran poder y con mi ayuda podrás despertarlo al igual que tus habilidades… ¿Qué te parece mi encantadora idea?

Bra apretó los puños y la miró a los ojos con furia…

  • BR : ¡¡¡NUNCA!!! ¡¡JAMÁS DEJARÉ QUE HAGAS ESO!!… ¡¡ANTES QUE LO INTENTES, ACABARÉ CONTIGO!! Dicho esto, se lanzó a toda velocidad contra Nyaar, pero al tratar de golpearla, su puño la atravesó como a un fantasma…
  • NY : Veo que aún no quieres entender… –dijo irónicamente– has salido igual de necia y estúpida como tu padre… ¿Acaso no recuerdas que soy inmaterial?… Pero no te preocupes, eso se puede arreglar…

Acto seguido, se convirtió en una especie de gases azulados que envolvieron a Bra y que se metieron por su boca, provocándole espasmos y horribles dolores. De pronto soltó un tremendo alarido y un rayo cayó, desatando la tormenta. Minutos más tarde, en medio de la lluvia, Bra estaba levitando suspendida, con su cabeza gacha y su rostro oculto por las sombras. Lentamente levantó la cabeza mostrando una siniestra mirada llena de maldad y de sed de venganza. Sus ojos soltaron un destello rojo como la sangre y apuntando con sus manos a una montaña cercana, la reventó de un solo disparo. Bra había sido poseída por la malvada Nyaar.

  • BR ? : Ahora… –dijo sonriendo maliciosamente– la verdadera diversión comenzará a partir de este momento… ¡¡¡jajajajajajaja!!! Después de esto, partió a toda velocidad en medio de la terrible tormenta que se acababa de desatar, como si anunciara la catástrofe que estaba a punto de ocurrir…

Herencia – Capítulo 2

Capítulo 2: “Comienzan los problemas”

Fanfic: Herencia

Ya eran cerca de las dos de la tarde, hora en que los chicos salían de la escuela para dirigirse a sus casas. Para Bra la mañana había sido realmente larga y pesada y no veía la hora de irse a su casa para descansar. Hacía un calor terrible, sobre todo con el suéter que había traído para que nadie notase su cola. Generalmente esperaba a que Trunks viniese por ella para regresar a casa, porque la universidad donde él estudia quedaba en el camino y se iban juntos, pero justo ese día tenía otra cosa que hacer, así que no podría venir por ella… “Demonios”, pensó… “será mejor que me vaya a casa”. Pensó caminar unas calles y una vez que nadie la viera levantaría vuelo…

¡¡¡BRAAAAAAA!!! –se oyó una voz a lo lejos. Ella volteó para ver quien era, y vio a su amiga Emily, que corría a su encuentro…

  • EM : ¿A dónde vas, Bra? –preguntó cuando la alcanzó.
  • BR : ¿Cómo que a dónde voy?… ¡A mi casa!, ¿adonde más?
  • EM : Pero… ¿no recuerdas que hoy tenemos entrenamiento de natación?
  • BR : ¡Maldición!… lo había olvidado… ¿estás segura? –preguntó con señales de fastidio.
  • EM : Claro, incluso tú misma me dijiste que me acordara, porque la próxima semana es la competencia y que tenemos que practicar… ¡Ah!, me olvidaba decirte… ¡¡Lo conseguí!!
  • BR : Conseguiste… ¿qué? –preguntó algo confundida.
  • EM : Bueno, a pedido tuyo, como me comentaste la semana pasada, la estrella del equipo de natación, y ya sabes a quien me refiero, ¡¡va a venir a entrenar con nosotras hoy!!
  • BR : ¡¡¿¿TE REFIERES A JASON??!! –dijo casi gritando.
  • EM : Sí, ah, mira tú, justo ahí viene… ¡¡¡JASON!!! ¡¡¡AQUI ESTAMOS!!!

El chico alto, rubio y de ojos verdes fue hacia donde estaban. Bra quería en ese momento que la tierra se la tragara. A ella realmente le gustaba ese chico y Emily lo sabía, por eso le había pedido que le consiguiera una oportunidad para estar con él; pero no, justo hoy… ahora que tenía este gran problema y tenía que salir como sea.

  • JS : ¡Hola, chicas! –saludó alegremente, luego se dirigió a Bra– ¡Hola Bra, me alegro de verte!
  • BR : S-sí… a mí también me da gusto de verte –dijo nerviosamente.
  • EM : Justo le estaba comentando a Bra que ibas a venir a entrenar con nosotras… deberías verla nadar, casi parece un delfín –dijo aduladoramente.
  • BR : Vamos, Emily, tampoco exageres… –dijo ruborizándose.
  • JS : A mí también me gustaría verte nadar, apuesto que debes ser muy buena… –dijo mirándola a los ojos.
  • EM : O es que solamente quieres verla en traje de baño… –fastidió.
  • BR : ¡¡¡EMILY!!! –dijo fuertemente.

Realmente esto era terrible, quería salir de esa incómoda situación. Ella también quería nadar, pero todos se extrañarían el porqué no se quitaba el supuesto cinturón de piel. Maldita cola, por su culpa estaba perdiendo una oportunidad, pero sabía que no podía hacer nada.

  • BR : Eeehhh… chicos, ¿saben qué?, no puedo quedarme. Me tengo que ir.
  • EM : Pero… ¡¿por qué?! –preguntó asombrada.
  • BR : Bueno… es que… no traje mi ropa de baño.
  • EM : ¿Y por eso te haces problema?… sabes que siempre hay mudas en los camerinos. Tú misma me lo dijiste.
  • BR : La verdad es… ehhh… –estaba muy nerviosa y ambos chicos la estaban mirando, especialmente Jason– es… que… le prometí a Pan que entrenaría con ella en la academia de Mr. Satán justo esta tarde… ¡sí! –dijo finalmente.
  • JS : Vaya… no sabía que practicabas artes marciales, ¡y todavía con la nieta del campeón mundial!
  • BR : Sí… bueno… practico desde hace poco. De veras discúlpenme, chicos, no quiero que piensen mal, vayan ustedes a entrenar, ya nos veremos mañana.
  • EM : ¿Estás segura, Bra? –le dijo su amiga como en un tono de reproche y mirándola de mala manera.
  • BR : Sí, no se preocupen… ufffff… qué calor esta haciendo –dijo agitando su mano como abanico.
  • JS : Debes tener un calor infernal con ese suéter en pleno verano, ¿por qué no te lo quitas? –preguntó.
  • BR : ¡NO! –dijo muy fuerte y de pronto vio que los dos chicos la miraban con una cara de sorprendidos por su reacción– la verdad es que… me ha dado un poco de aire ayer y no quiero enfermarme.
  • JS : Ah, si es por eso, entonces tienes una buena razón para no entrenar hoy… está bien, ve a tu casa a descansar, no te preocupes por nosotros… –se acercó un poco a ella– …me pondría muy triste si te enfermaras…

Bra se ruborizó ante sus palabras y maldijo su suerte, mientras sus amigos se iban rumbo a la piscina de la escuela. Realmente lo sentía por Emily, porque ella había hecho todo para conseguirle esa cita que ahora acababa de rechazar… de seguro ya no le querría hablar más, y con respecto a Jason… bueno, por lo menos ahora sabía que algo le simpatizaba después de lo que le dijo, o si sólo fue para quedar bien con ella, pero se lamentó de todo. Siguió con su plan; luego de caminar un par de cuadras, se elevó utilizando su ki, pero en vez de ir a su casa, fue rumbo a la academia de Mr. Satán para desahogarse un poco luchando con Pan… “Estúpida cola. Si no fuera por ti, nada habría pasado”… maldijo un rato más antes de llegar a su destino. Aquí se notaba que tenía un carácter parecido al de Vegeta, y ahora, enfadada, se veía terrible. Finalmente llegó a la academia donde entró algo malhumorada y se topó con Mr. Satán, que regresaba de ver la práctica de su nieta. Estaba más viejo y con poco pelo, pero aún conservaba su humor de siempre…

  • MS : ¡Ten cuidado, torpe! –dijo sin mirar con quién se había topado– ¡Recuerda que soy el campeón mundial y debes de tenerme respeto!…
  • BR : Buenas tardes, Mr. Satán. Perdóneme, no lo había visto –dijo disculpándose.

Satán la miró sorprendido y avergonzado de haberle gritado a una pequeña, pero al parecer no la reconoció…

  • MS : ¿Y tú quién eres, jovencita? ¿Vienes por las clases? –dijo sin reconocerla, aunque en cierto modo le parecía familiar.
  • BR : ¿Cómo?… ¿No se acuerda de mí?… Soy Bra, amiga de Pan –dijo, pero al ver que aun no la reconocía, siguió– soy la hija de Bulma y Vegeta, y hermana de Trunks…, se acuerda de ellos, ¿no?

Satán tragó saliva al recordar a Vegeta y sus amigos por las pasadas batallas en las que casi pierde la vida, pero lo disimuló bien…

  • MS : Claaarooo… ya me acuerdo de ti… pero pequeña, cuánto haz crecido, y te pareces mucho a tu madre… –Bra pensó que estaría mal de la memoria, porque la acababa de ver la semana pasada y le preguntó lo mismo, pero no dijo nada.
  • BR : Bueno, esteee… ¿estará Pan entrenando?
  • MS : Claro, pasa… creo que está con su tío Goten en el gimnasio.
  • BR : Gracias… ¡hasta pronto! –se despidió.

Pero cuando pasó por la puerta, había olvidado enrollar su cola a la cintura, por lo que Satán pudo verla, se frotó los ojos y sacudió la cabeza… “¡Vaya!”, pensó, “creo que ya es hora de que visite a un oculista”, dijo mientras se marchaba.

Ya dentro, Pan y Goten estaban practicando con golpes muy rápidos. Él no podía todavía aceptar que su sobrina lo hubiese vencido en el pasado torneo y buscaba la forma de redimirse, pero ella estaba en mejor forma que él, por lo que esquivaba todos sus golpes.

  • GT : Ya estoy cansado… –dijo sentándose en la lona– paremos un momento.
  • PN : ¿Qué pasa, tío Goten? –dijo burlonamente– ¿es que no puedes seguirme el ritmo?
  • GT : Ríete si quieres –dijo molesto– …lo que pasa es que hoy no estoy en buena forma…
  • PN : Jo…llevo días escuchando lo mismo… lo que pasa es que sólo pasas sentado hablando por teléfono con tus tantas novias, y por eso te ha crecido el trasero… –fastidió.

Goten ya iba a contestarle, cuando Bra entró a la sala. Pan se sorprendió, porque no esperaba verla hasta pasado mañana, después de tan dura práctica que la había dejado molida. Era muy extraño…

  • PN : Bra… ¿qué haces aquí? Pensé que tenías entrenamiento de natación.
  • BR : Necesito hablar contigo –luego miró a Goten– a solas, si se puede.
  • GT : Está bien, no se preocupen… regreso más tarde, chicas –dijo mientras salía, entendiendo la indirecta. Bra sabía que había actuado de mala manera con Goten, pero en ese momento estaba de mal humor y lo dijo sin querer. Luego se topó con los ojos de Pan que la miraban enojados.
  • BR : Lo lamento, Pan… no quería actuar así, pero tengo un gran problema y necesito hablar con alguien.
  • PN : No te preocupes –dijo cambiando la cara– tío Goten te conoce y sabe que no lo dijiste con mala intención. Ahora dime, ¿qué te ocurre?

Bra se quedó callada, pero quería desahogarse con alguien sobre su problema. Quizás ella podría darle su punto de vista…

  • PN : La verdad que me sorprende mucho que estés aquí… me dijiste que tu entrenamiento de hoy era muy importante por lo del campeonato, no comprendo… –terminó.
  • BR : Pan… –dijo finalmente– ¿Prometes guardar un secreto?… y también ¿no hacer escándalo, ni nada por el estilo?
  • PN : ¡Caramba! –dijo sorprendida– como si no me conocieras… ¿de qué se trata?

Bra desenrolló su cola y la movió rítmicamente frente a los ojos de Pan. Ella se cayó sentada hacia atrás y tartamudeó un poco… luego trató de calmarse, se puso de pie aún sorprendida y miró a su amiga, que ya se había esperado su reacción.

  • PN : N-no puedo creerlo… ¿desde cuando la tienes?
  • BR : Desde esta mañana… –dijo molesta– la verdad que este día ha sido espantoso. Ahora supongo que podrás entender por qué no fui a nadar hoy…
  • PN : Por supuesto… ya me imagino, todo el mundo se hubiera dado cuenta de tu pequeña diferencia…
  • BR : Y lo peor de todo –le cortó– es que el chico más guapo del equipo quería entrenar conmigo… esto parece una pesadilla.

Pan pensó unos minutos y recordó que su padre también tenía cola cuando era pequeño, también el abuelo Gokuh le había contado que con la cola era más fuerte. Tal vez…

  • BR : Papá me dijo que no me preocupase y que esperara –continuó– una alternativa podría ser que me cortara la cola y así se arreglaría todo. Bueno… es una idea…

En ese momento, Pan se puso de pie, subió a la plataforma de combate y miró a Bra. Se veía que planeaba algo…

  • PN : ¡Atácame! –le gritó a Bra.
  • BR : …….. –confundida– ¿qué…?
  • PN : Vamos a combatir… quiero comprobar algo…
  • BR : ¿Hablas en serio? –Bra no comprendía qué pretendía con eso, pero notaba decisión en sus ojos, así que subió con ella a la plataforma y se puso en guardia.
  • PN : ¡VAMOS!… ¡¿a qué esperas?! –gritó.
  • BR : De acuerdo, pero…

Estaba en duda, ella sabía que Pan era más fuerte que ella y nunca había podido derrotarla ni en un combate simulado… Pero había venido con la intención de echar un poco de el humo de la mañana, así que si peleaba, aunque perdiera se sentiría mejor… Acto seguido, después de evaluarlo, se lanzó contra Pan a una velocidad asombrosa y comenzó a lanzar golpes muy rápidos, fácilmente evadidos por ella, pero en uno de esos ataques desapareció ante sus ojos y le propinó una patada que la lanzó a unos metros, pero sin sufrir daño alguno.

  • PN : Es increíble… –pensó para sí misma– está mucho más rápida y veloz en sus movimientos que ayer… esto parece confirmar que mis sospechas eran ciertas, la cola ha aumentado sus poderes… bien, entonces atacaré con más fuerza.

Pan hizo explotar su ki y se lanzó contra Bra, quien a duras penas pudo esquivarla, pero luego comprobó su superioridad al recibir una lluvia de golpes que a veces eran parados o daban en el blanco. Bra comprendió que Pan se lo había tomado muy en serio, y cuando extendió sus manos para protegerse de uno de los ataques, gritó y sin querer un energy ha salió de sus manos. A Pan la tomó por sorpresa y no pudo esquivarlo, sintió el impacto en su pecho y luego un gran dolor en su espalda al estrellarse contra uno de los muros. Bra estaba sorprendida y no sabía cómo había hecho eso, sólo recordó que se lo había visto hacer a su padre una vez. Quizás tuviera sus habilidades, pero nunca pensó lastimar a nadie. Miró a Pan, que lentamente se incorporaba. Tenía parte de su ropa quemada, pero afortunadamente no había recibido daños graves… No podía creer que Bra pudiera hacer eso, pero no podía dejarse vencer. Simuló una sonrisa al recordar algo y rápidamente regresó a la plataforma.

  • BR : Lo…lo siento… –se disculpó– n-no se cómo pasó… ¿estás bien?
  • PN : Olvídalo… –dijo limpiándose el polvo– Veo que tu fuerza y habilidades han aumentado… bien, ahora lucharemos más en serio. Quiero que me ataques de nuevo… quiero comprobar otra cosa.

Bra no comprendía qué trataba de hacer al pedirle eso de nuevo, tal vez por su orgullo de guerrera al no querer perder… se encogió de hombros y se lanzó de nuevo al ataque, pero esta vez Pan la esquiva y toma su cola sujetándola con fuerza. Bra, de pronto, siente un tremendo vahído, como si el alma se le fuera del cuerpo y apenas tiene tiempo para poner sus manos antes de desplomarse contra el suelo… su respiración era muy rápida y agitada, como si todas sus fuerzas la hubieran abandonado.

  • PN : Tal como supuse –pensó– al tirar de su cola perdió su fuerza… bueno, después de todo tiene una debilidad y esto puede ser una gran desventaja. Luego soltó a Bra y la ayudó a incorporase con dificultad.
  • BR : ¡Diablos!… no sé qué rayos me pasó… es como si hubiera sufrido un mareo, nunca lo había sentido antes –dijo extrañada.
  • PN : No te preocupes… de seguro fue por algunos de los golpes que recibiste –dijo ocultando lo que sabía de su cola. Quizás por ahora era preferible no decirle y esperar un poco…
  • BR : Sí… puede que tengas razón. Creo que aún me falta mucho para vencerte– dijo sonriendo.
  • PN : Si quieres, cualquier otro día te puedo dar la revancha…
  • BR : Podría ser… ¡¡ay!! ¡mira la hora que es! –dijo al ver su reloj– ¡si no estoy en casa en unos instantes van a matarme! –exageró, pero luego preguntó– ¿todavía vas a quedarte?
  • PN : Sí, estaré practicando un rato más hasta que regrese tío Goten –contestó.
  • BR : Bueno… entonces me voy yendo… despídeme de Goten, ¿quieres?
  • PN : Sí, no te preocupes… ¡¡Nos vemos!!

Mientras Bra salía corriendo, se topó con Goten que estaba regresando…

  • BR : ¡¡Hola, Goten!! ¡¡Adiós, Goten!! –dijo sin detenerse rumbo a la salida. Él la miró y luego se dirigió a Pan…
  • GT : Oye… ¿de qué tanto estuvieron conversando mientras estuve fuera?
  • PN : No tengo por qué contarte –dijo maliciosa– son cosas de mujeres…
  • GT : ¡Caray!… ni que fueran temas prohibidos… ¿o acaso estuvieron hablando de sexo? –fastidió.
  • PN : Ay, tío Goten… tú y tus preguntas inteligentes –continuó– ¿o acaso crees que somos como tú cuando hablas con tus novias por teléfono?… ¡¡que mente tan enferma!!– dijo riéndose.
  • GT : ¡Mira! si vuelves a empezar con esas yo te… –de pronto Goten se quedó callado como si hubiera sentido algo. Miró a una de las ventanas en una dirección específica, hacia donde se había marchado Bra y frunció el ceño.
  • PN : ¿Pasa algo, tío Goten? –preguntó– de pronto te quedaste callado. –luego miró hacia el cielo y notó que hacia el horizonte comenzaban a oscurecerse las nubes como si fuera a haber tormenta– Oye… –continuó– si estás preocupado por Bra, ella llegará a su casa antes que empiece a llover.
  • GT : No… no es eso –dijo preocupado– hay algo que no me gusta nada… –Luego pensó para sí mismo– esta presencia extraña, es una fuerza malvada y desconocida… espero que no cause problemas.

Mientras volaba a su casa, Bra ya había notado las nubes, pero si se desviaba por otro camino llegaría más tarde, así que decidió tomar el riesgo y aumentó la velocidad… “Bueno, quizás después de todo esta cola tenga algo de positivo” –pensó mientras volaba– “Siento que mis poderes han aumentado como dijo Pan y hasta pude lanzar un energy ha como papá… Creo que reconsideraré la idea de cortármela”. Siguió volando, pero era extraño, sentía como si estuviera volando en círculos, porque ya había pasado por el mismo lugar varias veces; luego le pareció como si no avanzara por el aire y un repentino escalofrío se apoderó de ella al sentir una extraña presencia, era sorprendente porque ella aún no había aprendido a sentir el ki de otra persona, pero éste era tan fuerte que pudo percibirlo. Era algo frío y sobre todo malvado… “¿Qué podrá ser?” Pensó algo asustada, por no decir sumamente… “¡¿Quién es?!” –gritó armándose de valor. De pronto sintió un resplandor brillante y a lo lejos se escucharon truenos y una voz sumamente extraña…

  • ??? : ¿Así que tú eres la hija del príncipe? –dijo la voz en un tono despreciativo.

Era una voz de mujer, pero Bra no podía reconocerlo y no podía imaginarse en el peligro en que se iba a encontrar…

Herencia – Capítulo 1

Capítulo 1: “Un peludo legado”

Fanfic: Herencia

Era una mañana cualquiera en la capital del oeste, hay un ambiente tranquilo; todos los habitantes están empezando a despertarse y hay ya algunos que están despiertos desde muy temprano, como en la Capsule Corp, donde en la cámara de gravedad, Vegeta ya ha empezado su entrenamiento matutino, con grandes golpes y patadas, siempre tratando de alcanzar su meta que es ser más fuerte que Gokuh. Bulma ya se ha despertado y prepara el desayuno de sus hijos Trunks y Bra. Ya han pasado casi 20 años desde el enfrentamiento con Majin Buu y ahora ambos ya cuentan con 26 y 15 años, respectivamente. Trunks es todo un joven universitario y Bra ya está bastante crecida, el parecido que guarda con su madre es asombroso y es igual de hermosa que ella. Hace un buen tiempo que, animada por su amiga Pan, empezó a practicar artes marciales igual que su padre y hermano, y demostró ser muy buena, aunque aún no puede vencer a Pan en un combate, pero ella tiene mucho carácter y no es de las que se rinden fácilmente.

  • BR : Ajumm…. que cansada me siento… ¡Qué rabia! aún tengo sueño –dijo despertándose con desgano, porque el día anterior había practicado hasta tarde y le dolían todos los músculos– Parece que hoy será un día soleado…

Ya estaba a punto de levantarse, pero cuando se sentó, sintió algo extraño detrás de ella, como si le estuvieran oprimiendo. Rápidamente se dio vuelta y sus ojos se abrieron como platos…

La tranquilidad de la mañana fue rota por el espantoso grito que se escuchó y que casi parecía que cualquier habitante de las afueras lo escucharía. Todos subieron alarmados a la segunda planta, Bulma seguida de Trunks y se encontraron con Vegeta, que había llegado disparado, rompiendo una ventana…

  • VG : ¡¡¡BRA!!! ¡¡¡¡¡BRAAAA!!!!! ¡¡¡ABRE INMEDIATAMENTE!!! –llamó exaltado– ¡¡SI NO ABRES, ROMPO LA PUERTA!!
  • BL : Vegeta, por favor, ¡cálmate! Bra, ¿puedes escucharme?… Soy yo, mamá.
  • BR : ¿Mamá? –preguntó en voz muy baja.
  • BL : Sí, cariño, todos estamos aquí afuera muy preocupados; ¿qué te ha ocurrido?
  • BR : ¿Podrías pasar tu sola un momento, por favor?
  • VG : ¡¿Qué?! ¡¿Qué es lo que estás ocultando?! ¡Te ordeno que abras inmediatamente! –dijo molesto.
  • BR : ¡¡SÓLO MAMÁ!! –dijo casi gritando.

Al parecer era obvio que algo le había pasado a Bra y no quería que nadie más lo supiera. Todos estaban muy tensos, especialmente Vegeta, que adora a su hija y esto de que estuviera nervioso no era para menos.

  • BL : Esperen aquí un momento, veré qué le pasa –dijo mientras se acercaba a la puerta y trataba de encontrar alguna explicación; era algo extraño que ella estuviera así y que le pasara algo que solo quisiera que se enterara su madre… No, pensó unos momentos, no creo que sea por lo que nos pasa a nosotras las chicas, ella nunca se ha mostrado nerviosa, a menos que se tratara de otra cosa…

Bulma entró a la habitación de su hija, que estaba a oscuras, y la encontró sentada en la cama cubierta con una manta. Se le acercó y suavemente acarició su cabeza…

  • BL : Cariño…, ¿qué te pasa? ¿Por qué gritaste de esa manera? ¿Acaso te lastimaste?
  • BR : ………. –No dijo nada, sólo agitó la cabeza negativamente y miró a su madre con sus ojos asustados.
  • BL : ¿Qué es lo que te asusta? Por favor, dímelo…

Ella no dijo nada, sólo se paró delante de ella. Tenía puesto un camisón de dormir pero pudo dejar al descubierto lo que estaba ocultando… Bulma estuvo a punto de soltar una exclamación pero se cubrió la boca con las manos y miró sorprendida…

  • VG : ¿Que demonios estarán haciendo? ¡Saben de sobra que detesto esperar! –siguió murmurando ante la mirada de Trunks, que no había dicho nada hasta ese momento.
  • TR : Vamos, papá, no te preocupes, seguro que son una de esas cosas de mujeres que creen que no entendemos, apuesto que es una tontería…
  • VG : ¡¿Tontería?! ¡¿Acaso gritarías así por una tontería?! ¡¿Sólo para fastidiar y sacarnos corriendo a todos los idiotas, eh?! –dijo realmente irritado
  • TR : Bueno, yo sólo decía…
  • VG : Mejor cállate y veamos qué pasa –en ese momento, Bulma asomó la cabeza por la puerta de la habitación y llamó a su marido.
  • BL : Vegeta… ¿puedes venir un momento ? –preguntó algo nerviosa.
  • VG : ¿Y ahora qué? ¡¿Que diablos tiene que no puede salir?!
  • BL : ¡¡¡SÓLO PASA!!!
  • VG : Como sea una tontería, esta mocosa se va a enterar –pensó para sí, mientras entraba al cuarto.

Trunks se quedó afuera algo confundido, pero no pudo dejar de oír la exclamación de asombro que su padre lanzó, y ya harto de tanto misterio, entró junto con ellos. Los vio a los dos con los ojos muy abiertos, mirando a Bra que estaba de pie.

  • TR : ¡Oigan! ¿Pueden decirme que rayos está…? ¡¡¡Santo cielo!!! –Dijo al ver la peluda cola que mostraba su hermana y que ondeaba rítmicamente de arriba a abajo…
  • BR : ¡Perfecto! ¡Ahora toda la familia esta enterada! ¡Sólo falta que venga el resto de la ciudad! –dijo fastidiada.

Bulma miró interrogante a su marido, pero él no supo qué decir, sólo que no podía dejar de salir de su asombro al ver la cola de su hija. El sabía que la cola era su legado como Saiyajin y al igual que él la tuvo una vez, cualquiera de sus hijos también la tendrían, pero Bra ya había pasado la edad en que tendría que salirle, porque solamente les crecen cuando son niños y Bra ya era una adolescente. Simplemente no encontraba una explicación, a menos que tuviera que ver algo la cruza con los humanos y los cambios que podrían provocar… Bulma lo sacó de sus pensamientos de una pequeña sacudida y vio que su hija estaba frente a él…

  • BR : Papá… ¿por qué me ha salido una cola? –preguntó con sus ojos llenos de lágrimas.

Realmente ella no lo sabía, nunca le habían contado de las características de su raza y de la presencia de cola, aunque sabía que su padre es un Saiyajin porque puede transformarse en SSJ al igual que su hermano. Pero nunca le había contado de donde venían, el planeta de origen, de su vida pasada; no, ella nunca debía de enterarse de eso, sería muy triste para ella. Pero tendría que contarle parte de la historia para aclarar sus dudas.

  • VG : ¿Podrían dejarnos solos un momento? –les dijo– Tengo que hablar con ella.
  • TR : Pero… ¿por qué no podemos escuchar? –Preguntó Trunks, pero inmediatamente retrocedió unos pasos ante la mirada que su padre le dirigió, que pareció atravesarlo.
  • BL : Ven, hijo, haz caso a tu padre –dijo Bulma, y en unos instantes salieron de la habitación.

Vegeta se sentó al lado de su hija, que estaba en el borde de la cama. Hacía mucho tiempo que no se sentaba a hablar con ella, desde que era una pequeña, y le parecía increíble que hubiera crecido tanto, pero aunque no lo demuestre abiertamente, para él siempre sería su pequeña. Ella estaba con la cabeza baja con la cola a un lado para no aplastarla, realmente estaba asustada y no lo entendía…

  • VG : Bra, no tienes por que asustarte, lo que te ha pasado no es nada malo…
  • BR : ¡¡¿¿NADA MALO??!! ¡¡MÍRAME!! ¡¡PAREZCO UN FENOMENO!! ¡¡UN ANIMAL!! –gritó muy alterada– ¡¡¡SI PRETENDES QUE ME QUEDE TRANQUILA ESTÁS TOTALMENTE LOCO!!!
  • VG : ¡¡¡NO ME HABLES EN ESE TONO, JOVENCITA!!! –dijo realmente molesto, pero sus palabras sólo ayudaron para que la muchacha estallara en llanto. Trató de serenarse, tenía que ponerse en su lugar y tratar de comprenderla– Bra… escúchame, no quería hacerte llorar, demonios, realmente yo no soy bueno para estas cosas. Trata de escuchar lo que te voy a contar…

Vegeta comenzó con su historia, del planeta Vegeta, de la raza de los Saiyajin, le contó cómo perdió su cola, y que no era la única a la que le había pasado eso, porque al hijo de Kakarot, Gohan, también le había salido cola.

  • VG : Lo que no entiendo es porqué te ha salido a tu edad –dijo pensativo.

Bra había escuchado todo atentamente y le parecía increíble, pero al mismo tiempo sentía desagrado por su cola a pesar de ser vestigio de su herencia como saiyajin.

Mientras tanto, en el piso de abajo, en la cocina, Bulma y su hijo esperaban el resultado de la conversación. Bulma estaba terminando de poner la mesa para el desayuno, pero estaba preocupada por su hija, de lo que le estaría contando su padre. Tenía miedo de cómo lo fuera a tomar, especialmente conociendo el carácter de su querido esposo, pero sabía que él sería cuidadoso con ella. Trunks estaba sentado en la mesa mirando al vacío, pensando en lo que había pasado, luego se levantó y fue donde su madre.

  • TR : Mamá, ¿por qué a mí no me salió cola como al hijo de Goku, Son Gohan?… –preguntó extrañado, ya que ni a él ni a Goten les había salido cola ni de pequeños ni de grandes.
  • BL : La verdad no lo sé, hijo… Tal vez podría deberse a algo genético, pero no estoy segura. Pobre de tu hermana, espero que lo esté tomando bien –dijo preocupada.

Arriba, la conversación seguía…

  • BR : No te sientas mal, papá, la verdad creo que yo exageré y discúlpame por haberte gritado antes… sólo que… esta cola me hace sentir rara, como si fuera una especie de mono…

Estas últimas palabras golpearon en el cerebro de Vegeta como agua fría. Recordó las consecuencias de tener cola, el poder convertirse en ohzaru, un mono gigantesco y destructor cuando veía la luna llena. Maldición, sería terrible, pero debía hacer algo para proteger a su hija… afortunadamente en estos días era luna nueva y no habría problema, pero mejor esperaría a ver qué sucede más adelante. Pero aún no debía contarle eso ni de la terrible transformación que podría sufrir.

  • BR : Hooolaaaaa… Tierra llamando a papá… ¿me recibes? –preguntó Bra, agitando su mano delante de sus ojos.
  • VG : Ah… ¿qué?
  • BR : Vaya, parecía que estabas en el hiper-espacio, ¿por qué estabas tan pensativo?
  • VG : No es nada. No te preocupes por tu cola, ya veremos qué hacer en los próximos días. Ahora vístete, que vas a llegar tarde a la escuela.
  • BR : ¿A la escuela? ¡¿con este rabo?! ¡Ni de broma, no pienso hacer el ridículo ni dejar que se burlen de mí! ¡Mejor me quedo aquí tranquila!
  • VG : ¡¡Escúchame bien, porque sólo lo diré una vez!! Lo que piensas hacer sería muestra de cobardía, dejarte vencer por algo que no tiene mucha importancia. Entiende que no es el fin del mundo… Recuerda que perteneces a una raza de poderosos guerreros que nunca se han dejado vencer. ¡¡¡Esta es una oportunidad para demostrar de qué estás hecha, no sólo a mí, sino a todos los que estamos contigo!!!

Era la primera vez que le hablaba así a su hija, como si fuera una adulta. Ella no podía comportarse así a pesar de lo fastidiada que se encontrara.

  • BR : Pero… la cola… –preguntó temerosa.
  • VG : ¡¡No te hagas problemas por ella!! ¡Simplemente enróscala en tu cintura, y si te preguntan, di que es un cinturón y se acabó! –dijo fastidiado. De pronto, los ojos de la chiquilla comenzaron a brillar y cambió su expresión mientras enroscaba su cola como había dicho su padre.
  • BR : Oye… no es mala idea, ya me imagino las caras de envidiosas que pondrán mis compañeras si se dan cuenta… –Vegeta ya estaba saliendo del cuarto y de pronto sintió a su hija que se colgaba de su cuello al mismo tiempo que el beso que ella le daba en la mejilla– Gracias, papá, tú siempre sabes cómo hacerme sentir bien… te quiero mucho.
  • VG : Yo también, pequeña –dijo algo avergonzado, después de todo, sólo a ella le aguanta sus arrumacos– Ahora date prisa o llegarás tarde.
  • BR : Bajo en un instante –dijo mientras cerraba la puerta de su cuarto.

Vegeta esbozó una pequeña sonrisa mientras bajaba a la planta baja a reunirse con su familia.