La Venganza Final – Capítulo 5

Capítulo 5: “Milk se enoja”

Fanfic: La Venganza Final

Cristapopolus realizó otra secuencia y esta vez aparecieron un par de tapones para los oídos.

Trunks: (irónico) ¡Oh, no! ¡Son los super tapones destructores!

Cristapopolus: Sólo son para protegerme a mí, enano.

El estrafalario enemigo se los colocó en las orejas e inmediatamente una horrible y conocida canción empezó a sonar…

“Y yo fui al jardín… al jardín fui para recoger romeroooooo…”

Guerreros Z: ¡No puede ser!

Cristapopolus: ¡Pero lo es! ¡En este cubo están grabadas las sesiones completas de karaoke de Krilin! JUA JUA JUA. Es el peor castigo al que pueden ser sometidos.

Todos los guerreros estaban en el suelo, revolcándose de dolor por el terrible sonido que golpeaba sus tímpanos, pero Dende y Piccolo eran los que más sufrían por el oído fino de los Namekuseijins.

Gohan: ¿D-de dónde sacaste ese cassette? P-pensaba que le habí…habíamos botado todos a Krinlin… argh.

Piccolo: ¡Arrgh!. L-la onda de sonido que emite… es tan f-fuerte que deben h-haberla captado a años luz de aquí.

Gohan: T-tengo una idea. Goten, acércate.

Goten: ¿Q-qué quieres? A-apenas puedo moverme.

Gohan levanta a Goten a duras penas con sus brazos.

Gohan: A-anda a buscar a…a mamá…

Goten: ¿A…a mamá…?

Gohan: S-sólo haz l-lo que te digo y lo m-más rápido que p-puedas…

Gohan levanta con sus últimas fuerzas a Goten y lo arroja fuera de la Plataforma Celeste.

Cristapopolus: (pensando) ¡Qué estúpido! ¿Para qué habrá hecho eso? ¿Acaso piensa que salvar a ese niño cambiará en algo su situación?

En dirección al Monte Paozu

Una estela cruza el cielo a toda velocidad mientras va dejando un surco en la tierra…

Goten: ¿Por qué Gohan me habrá pedido llevar a mamá? Ese lugar es muy peligroso para ella. No me imagino qué podría hacer allí.

Capsule Corp.

Bulma: Aún no somos capaces de reproducir el dispositivo de energía ilimitada.

Bulma II: El combate contra Gohan probó las grandes limitaciones que tiene un robot para el combate.

Bulma III: El Dr. Gero construía androides con base humana, por lo cual tenía una gran ventaja. Pero nosotras tenemos la moral suficiente para no emular sus métodos.

Bulma II: Si no podemos construir un dispositivo de energía ilimitada, tendríamos que buscar la manera de insertarle la mayor cantidad de energía posible, o por lo menos buscar una forma de ahorrar la energía para que no se desperdicie tanta, tal vez…

Bulma: ¡¡Shhhiiiiiii!! ¡Silencio! Escuché ruidos extraños en el piso de abajo.

Bulma III: ¿Será un ladrón? Vamos a ver…

Casa de Goku…

Milk: Para variar se fueron todos a casa de Bulma y yo lavando los platos del desayuno… ¡humpf! Me pregunto cuándo querrá Goku que lo resuciten.

Goten: ¡¡Mamá!!

Milk: (asustada) ¡Por Kami Sama, Goten! ¡Ésas no son formas de entrar a la casa! ¿Acaso no ves que asustas a tu pobre madre?

Goten: No hay tiempo para explicaciones, mamá. ¡VÁMONOS!

Milk: ¡Pero Goten!…

Milk es arrastrada rápidamente por su hijo, que se la lleva volando.

En una gran estación orbital, no lejos de la Tierra.

????1: Comandante, aún no recibimos el informe de Cristapopolus.

????2: ¡Ese incompetente! Sabía que era demasiado arriesgado enviar a un novato a una misión como ésta. Ya se las verá conmigo de no traerme el dispositivo y cumplir con mi otra encomienda.

????1: P-pero jefecito, la misión que le dio no es nada fácil. Ya antes me ví las caras con ese grupo y son guerreros competentes.

????2: Goku está muerto. ¿Qué peligro pueden representar éstos?

????1: P-pero señor, el hijo de Goku ha demostrado ser tan hábil como lo fue su padre.

????2: ¡No toleraré más excusas! Quiero las dos cosas que pedí, de inmediato. Tienen incentivos suficientes como para realizar un buen trabajo.

????1: (murmurando) Sí, claro. Con el bajo sueldo que nos paga…

????2: ¡¡¡¿QUÉ DIJISTE?!!!

????1: ¿Yo? Nada.

????2: Más te vale.

????1: (pensando) Hasta Freezer era más generoso.

Plataforma Celeste…

Piccolo: ¡N-no aguanto más! M-mi cabeza va a e-estallar y no tengo fuer…fuerzas como para quitarme las orejas.

FTrunks: A-al menos te q-queda esa opción, Piccolo. Nosotros t-tenemos que resignarnos a escuchar.

Gohan: N-no se preocupen. Si todo sale como p-planeé, venceremos.

Goten: ¡Hermano! ¡Ya llegué y traje a mamá, como me lo pediste!

Milk: ¿Por qué me trajeron a la Plataforma Celeste? ¡ARRRRGH! ¿Q-qué es ese ruido infernal?

Gohan: M-mamá… te llamé para contarte que reprobé todos los exámenes y tendré que repetir de curso.

Milk: (con aura de combate como de 2 metros y en modalidad asesina) ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¿QUÉEEEEEEEEEEEE?!!!!!!!!!! ¡¡¡GOHAN, ¿CÓMO PUDISTE HACERLE ESO A TU MADRE?!!! ¡¡¡¡TE HAS CONVERTIDO EN UN REBELDE SIN CAUSA!!!! ¡¡¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOO!!!!!!

Una onda de sonido gigantesca opacó a la emitida por Cristapopolus, haciendo trizas su cubo y lanzando a todos increíblemente lejos. El suelo de la plataforma se partió en dos con tanto poder.

Cristapopolus: ¡¡¿Cómo es posible que una simple humana genere un ki tan potente estando enojada?!! ¡Es algo imposible!

Milk: ¡Buaaaa! ¡Mi Gohan se convirtió en un rebelde! ¿Por qué, Gohan? ¿Por qué reprobaste todos los exámenes?

Gohan: N-no fue mi culpa, mamá. Ese sujeto (señalando a Cristapopolus) me invitaba a fiestas todas la noches y no me dejaba estudiar.

Milk: (furia animal totalmente descontrolada) ¡TÚ! ¡TÚ HAS LLEVADO A MI INOCENTE Y PEQUEÑO GOHAN POR EL MAL CAMINO! ¡JAMÁS TE LO PERDONARÉ! ¡¡GRRRRRR!! ¡¡¡YAAAAAAAAAAHHHHH!!!

El ki de madre-asesina-sobreprotectora emitido por Milk seguía despedazando el suelo mientras todos se sujetaban como podían de éste, para no ser mandados a volar por las olas de energía que salían despedidas para todas partes. Luego de esto, nadie vio cómo Milk apareció enfrente de Cristapopolus, asestándole un soberbio golpe que le atravesó el estómago para después, con un espectacular salto, rematarle con una potente patada en el rostro que lo arrojó contra las ruinas del templo.

Gohan: ¡Glup! C-creo que la situación se me fue de las manos. No sabía que era tan peligroso enfadarla a este extremo. Siento lástima por Cristapopolus.

Tras mucho esfuerzo, Cristapopolus logró despejar los escombros que estaban sobre él para levantarse, aunque en el estado en que estaba, apenas lo conseguía.

Cristapopolus: N-no sabía q-que hubieran seres tan p-poderosos en esta insignificante bola de agua y cieno. P-pero no importa, ya he cumplido con mi misión. N-no tengo porqué seguir permaneciendo aquí.

Cristapopolus metió sus dos manos en sus bolsillos. De uno, sacó los dispositivos de energía ilimitada que había robado de los androides, mostrándoselos arrogantemente a los Z senshis, mientras que del otro sacó un extraño aparato que sostenía firmemente.

Cristapopolus: Me despido.

Tras estas breves palabras, el lastimado enemigo apretó un botón del aparato y comenzó a desmaterializarse hasta desaparecer completamente.

Piccolo: Ha huido.

Gohan: No importa. De no ser por mi mamá, estaríamos todos muertos.

Milk: ¡¡¡GOHAN, AÚN NO TERMINO CONTIGO!!! ¡¡PONTE A ESTUDIAR INMEDIATAMENTE PARA RECUPERAR EL TIEMPO PERDIDO!!

Gohan: Pero mamá, era sólo una bromita. En verdad obtuve las mejores calificaciones de mi generación.

Milk: (calmándose completamente y con ojos llorosos y con 10000 reflejos) ¿Es verdad, hijito?

Gohan: Por supuesto, mamá. ¿Acaso yo te mentiría?

Milk: (abrazando a Gohan) ¡Mi niño!

Gohan: ¡Ay, mamá! No hagas eso, que me da vergüenza.

Goten: Pobre Krilin. Se pondrá muy triste cuando sepa que 18 ha muerto.

FTrunks: ¿Por qué ese sujeto se habrá llevado esos dispositivos? ¿Querrán analizarlos para construir androides tal como Gero?

Piccolo: No lo sé. Pero te aseguro que no es el último.

Estación Orbital…

Cristapopolus: Mi señor, he traído lo que me pidió.

????2: Hum. Veo que costó mucho conseguirlos.

Cristapopolus: Así es, señor. Eran tremendamente fuertes.

????1: No importa. Ya acabaste con todos.

Cristapopolus: No fue así. Ya dije que eran demasiado fuertes.

????1: Por lo menos habrás acabado con alguien.

Cristapopolus: Lo siento, pero no fui capaz. Una humana…

????2: ¡¿NINGUNO?! ¿No acabaste con ninguno y te atreves a presentarte ante mí, insensato?

Cristapopolus: Pero señor…

No hubo respuesta, un haz de luz salió del trono donde estaba sentado uno de los dos individuos, desintegrando a Cristapopolus por completo.

????2: No me gustan los trabajos hechos a medias. Cumpliste con los dispositivos, pero fallaste en aniquilar a esos insectos. Ésa es tu recompensa… y tú, recoge lo que trajo ese inútil y prepáralo todo.

????1: ¡Glup! ¡Sí, señor!

En otro lugar aún más oscuro y lejano…

Kalkana: Un sujeto muy extraño ha atacado la Tierra, maestro. Pero ya ha sido derrotado.

????: ¿Atacando a la Tierra? La verdad es que no había previsto que algo así sucediera. A nosotros eso no nos importa. Dejemos por ahora que actúen por su cuenta. En este momento es más importante para mí recobrar mi cuerpo.

Kalkana: Sí, amo.

????: De todas maneras, investígalos. Ju ju. Así que, aparte de mí, Goku y sus amigos tienen otros enemigos que también desean acabarlos. No tengo idea de quiénes puedan ser, pero yo, y solamente yo… ¡ASESTARÉ EL GOLPE FINAL!

Plataforma Celeste…

Gohan: Debemos prepararnos bien ahora que mi padre y Vegeta no están, porque si vienen más enemigos, estoy seguro que serán más fuertes que Cristapopolus.

Goten: Oye, mamá, ¿qué es eso que tienes en el pie?

Milk: Parece ser un pedazo de tela del traje de ese sujeto. Se me debe haber enganchado cuando lo pateé.

Gohan: A ver, déjame ver. ¿Eh? ¡Un momento! Yo ya he visto esto antes.

Piccolo: ¿Qué tiene la tela, Gohan?

Gohan: Un símbolo: ¡RR!

La Venganza Final – Capítulo 4

Capítulo 4: “Un curioso ajedrez”

Fanfic: La Venganza Final

Cerca de tres minutos habían pasado desde aquel suceso. Un gran ventarrón producto de la altura en la que se hallaba la plataforma celeste, se llevó los restos de los dos androides, que se perdieron rápidamente entre las nubes. Excepto Cristapopolus, todo el grupo que se posaba sobre la plataforma parpadeaba rápidamente, sin creer lo sucedido…. como si fuera un mal sueño.

Cristapopolus: Parecen estar sorprendidos… tal vez no me tomaron con la seriedad que era necesaria.

FTrunks: (aún en shock) ¿C-cómo?… ¿Dónde obtuviste ese control? Además, se suponía que Sheuron les quitó las bombas a 17 y 18.

Cristapopolus: Ju. Mis recursos son ilimitados. Sabemos bastante sobre ustedes… mucho más de lo que ustedes creen. 18 y 17 tenían tres dispositivos principales: el de energía eterna, la bomba… y el PAL-6.

Gohan: ¿El PAL-6?

Cristapopolus: El PAL-6 es el corazón artificial que poseen los androides. Ya que el corazón humano sufre desgaste, Gero pensó en un dispositivo de infinita durabilidad. Aunque realmente él lo diseñó pensando en sí mismo, pues cuando era humano sufrió varios infartos al corazón. Este control tiene la misma frecuencia con la que trabaja dicho dispositivo, lo que me permitió controlar el PAL-6 y acelerar infinitamente su ritmo haciendo que estallara, y como tiene conexión con todas las demás partes de los androides, generé una reacción en cadena que los hizo volar por completo.

Guerreros Z: ¡Wow!

Gohan: Sabes muchas cosas… ¿puedes anticipar esto?

Gohan levantó una mano hacia el cielo soltando una bola de energía, muy similar a la que utilizaba Vegeta para transformarse en Ohzaru. Sin más, terminó perdiéndose en unos nubes bastante oscuras. Sin duda se avecinaba un frente de mal tiempo…

Cristapopolus: (irónico) ¡Oh, qué miedo! Aunque creo que para que tu ataque me impacte debe ir dirigido horizontalmente, ¿no te parece?

¡¡¡BROOOM!!!

Cristapopolus: ¡¿Eh?! ¿Qué es eso?

Un tremendo relámpago emergió de entre los nubarrones, e impactó medio a medio en los tentáculos del asesino de los androides, librando a sus amigos. FTrunks y Mr. Boo no perdieron tiempo y los alejaron del enemigo.

Cristapopolus: Eso fue asombroso. Nuestras investigaciones no hablaban de esa técnica. Debe ser de origen reciente. ¿La aprendiste dentro del octágono de Gennet o después?

Habían recuperado a Dende con una semilla y éste había recuperado al resto de los capturados por Cristapopolus.

Piccolo: ¿Saben de Gennet? ¿Tienes alguna conexión con él?

Cristapopolus: No. Hasta nuestro grupo le extrañó la llegada de Gennet. No sabemos para quién trabaja, aunque en un momento pensamos en reclutarlo. Lástima que haya muerto. Apenas pudimos obtener algunos datos, ya que no fuimos capaces de entrar al octágono. Por culpa de su invasión, tuvimos que atrasar nuestro ataque.

FTrunks: ¿Ya llevaban tiempo planeando este ataque? ¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus intenciones?

Cristapopolus: Tengo órdenes expresas de guardar el origen e identidad del grupo. Aunque debo decirte que está relacionado con venganza.

Gohan: ¿Venganza? ¿Contra quién?

Cristapopolus: Contra tu padre, pero a causa de que está muerto, la venganza recaerá sobre ustedes.

Gohan: No sé qué les haya hecho mi padre, pero fracasarás en tu intento. Ya no cuentas con el poder de mis amigos. Ahora ellos están conmigo, dispuestos a ayudarme.

Cristapopolus: Imbécil. Todo el tiempo que “perdí” leyendo mis nombres lo ocupé para absorber de tus amigos el suficiente poder para derrotarlos.

Trunks: Tramposo. Aún así no serás capaz de hacerlo.

Cristapopolus: Yo no soy como sus antiguos enemigos. Yo no cifro todas mis esperanzas de victoria en mi fuerza bruta. Mi mayor arma es mi intelecto.

Gohan: ¿Ah, sí? A ver… ¿qué son las yuglandáceas?

Cristapopolus: “Familia de las plantas angiospermas, como el nogal y la pacana”

Gohan: ……Ups. Entonces defíneme lo que es un turbocompresor.

Cristapopolus: Es un grupo dinámico formado por una turbina acoplada a un compresor centrífugo de alta presión para la compresión de un fluido.

Gohan: Grrrr. ¡Pues contéstame esto!…. ¡¿QUÉ ES PARHELIO?!

Cristapopolus: Es muy simple. Es un conjunto de imágenes del Sol, producidas por la refracción de los rayos en una nube constituida por cristales de hielo.

Gohan: Hum. ¡Me rindo! ¡Es muy inteligente!

Cristapopolus: Ya lo sé. Es más, una vez que le leí la mente a tu amigo, supe de inmediato cómo hacer esto: ¡¡MAKANKO SAPPO!!

Con una voltereta a gran velocidad, Gohan evitó la técnica que fue fruto del entrenamiento de su maestro, a la vez que intentó derribar a su oponente haciendo un giro horizontal con su pierna (alias: zancadilla), pero de una forma igual de hábil, su adversario tomó su pierna y lo arrojó contra Yajirobee, el cual salió volando fuera de la plataforma, pero afortunadamente logró asirse del borde.

Cristapopolus: Imbécil. No tengo por qué perder mi tiempo con una pelea cuerpo a cuerpo contra ti. No mientras tenga mi arma más efectiva… ¡El Cubo de Lishtar!

El extraño enemigo le dirigió una mirada desafiante a Gohan y al resto de su adversarios a medida que de entre sus vestimentas sacaba una especie de cubo Rubick. Con una mirada altanera los apuntó con el cubo en su mano izquierda.

Goten: ¿Un cubo Rubick? ¡¿Qué no estás grande para seguir jugando con uno de ésos?!

Cristapopolus: Idiota. Éste no es un cubo Rubick ordinario. Es el legendario Cubo de Lishtar, la mejor creación del antiguo gran hechicero Maltus. Con el conocimiento heredado de una civilización que pobló el planeta Yea durante incontables eones, el sabio Maltus logró encapsular el mejor arsenal de ataque jamás visto, en este cubo, haciendo que se activara con diferentes combinaciones de colores y movimientos. Ja. Hasta el propio Viznar N’Athat tembló ante su poder. ¡¿Cómo entonces, ustedes, moscas insignificantes, podrían atreverse a retarme?! Es como tratar de luchar contra una fuerza de la naturaleza.

En ese instante una gran gota apareció subitamente detrás de la cabeza de Cristapopolus, todos los guerreros Z se habían quedado dormidos ante tanta palabrería.

Cristapopolus: (Llorando y gritando frustrado) ¡NOOOO! ¡BUAAAA! ¡Nadie prestó atención a mi discurso mítico! ¡Tanto que me costó prepararlo! ¡BUAAAA! ¡GRRR! ¡Ya verán!

Cristapopolus comenzó a mover el cubo, dejando una cara con dos hileras verticales del mismo color, una roja y otra verde. 64 baldosas de la plataforma se iluminaron y quedaron de color blanco y negro alternadamente. Los guerreros Z, que recién iban despertándose, fueron atrapados por una fuerza enorme que los sujetaba al piso, pero cada uno a una baldosa diferente y dentro del cuadro ninguno pasaba las dos primeras hileras de cuadros. Era una fuerza tan tremenda que los sujetaba al piso contra todos sus esfuerzos.

Cristapopolus: ¡Vean el terrible poder del Cubo de Lishtar! Con tan sólo unos movimientos, ha formado… ¡EL LEGENDARIO AJEDREZ DE WINGEN!

Gohan: Es cierto. Ha formado un tablero de ajedrez y creo que se supone que nosotros somos las piezas. Es por eso que no podemos movernos, no hasta que se inicie la partida. Aunque creo, Cristapopolus, que deberías estudiar las reglas, porque son 16 piezas por lado. Tú eres sólo uno y nosotros no alcanzamos a ser 16 personas.

Cristapopolus: Por mí no te preocupes, yo no seré una pieza viviente. Sólo moveré mis piezas gigantes…

Inmediatamente aparecieron del lado de Cristapopolus 16 piezas de ajedrez relucientes y GIGANTES…

Cristapopolus: En el caso de ustedes, no se preocupen. Jugaran sólo con los que son. ¡Qué pena! Ñiac ñiac… Jua jua. Ni se les ocurra ser comidos por mis piezas, ya que les robaran el alma en ese caso.

Trunks: ¡Tramposo! ¡Cobarde!

Cristapopolus: Gracias, gracias. Ahora designaré qué pieza es cada uno de ustedes. Recuerden que no pueden hacer otro movimiento del que les corresponda como piezas que son, de lo contrario, no serán las piezas las que les roben el alma, sino el mismo tablero. Piccolo será el rey, Gohan será la reina, Mr. Boo una torre, FTrunks un alfil, Trunks un caballo y Goten un peón.

Goten: ¡¿Por qué yo soy sólo un peón?!

Cristapopolus: ¡¡CÁLLATE Y NO PROTESTES!!

Mente de Piccolo (voz de Gohan): ¡Psssss… psssss! Soy yo, Gohan. Me estoy comunicando contigo telepáticamente.

Mente de Gohan (voz de Piccolo): ¿Qué quieres?

Mente de Piccolo (voz de Gohan): Yo soy bueno para el ajedrez. Me lo enseñó un estudiante de intercambio llamado Kasparov. Creo que tenía un tío que se dedicaba a esto. Escucha mi plan de juego… bssss… bssss… ¿Entendiste?

Mente de Gohan (voz de Piccolo): ¿Entender qué? Dijiste bsss… bsss.

Mente de Piccolo (voz de Gohan): Grrrr. Escucha… ¿Entendiste ahora?

Piccolo le respondió afirmativamente.

Mente de Gohan (voz de Piccolo): Ahora sí. Se lo comunicaré al resto.

Pasaron unos minutos y entonces el juego comenzó. Pero sin saber cómo, el partido terminó en menos tiempo de lo que se demoraron en preparar el juego. Cristapopolus no podía creerlo, había sido derrotado… ¡CON UN JAQUE PASTOR!

Cristapopolus: ¡No, no es posible! ¡No puedo haber perdido con una jugada tan básica!

Gohan: Ja ja. El Jaque Pastor es básico, pero es una jugada patentada en la Tierra, así que sospeché que no la conocías.

Cristapopolus: ¡Se suponía que mis piezas estaban manejadas por un computador con una gran inteligencia artificial! ¡Hum! ¡Deep Blue! ¡¿Quién demonios habrá inventado semejante tontería?!

El Tablero y todo lo demás relacionado con éste, desapareció, dejando libres a los guerreros.

Cristapopolus: ¡Han ganado la batalla, pero no la guerra! ¡Mi siguiente truco los destruirá como moscas!

La Venganza Final – Capítulo 3

Capítulo 3: “Aparece el enemigo”

Fanfic: La Venganza Final

Los Z senshis subían rápidamente el tramo que había entre la torre Karín y la Plataforma Celeste. El aire en ese lugar era escaso, pero eso no mermaba en absoluto la determinación de Gohan al saber a su maestro en peligro. (Digan que no me salió épica esa frase)

FTrunks intentaba por todos los medios lograr sentir el Ki de aquél que les esperaba en lo alto, pero era en vano. Esto no le gustó al guerrero del futuro, quien determinó por esta acción que el enemigo era un ser racional y que tal vez podría tratarse de alguien sumamente calculador. Pero más que eso le inquietaba el no sentir el de Gotenks. Un Ki tan fuerte no desaparece así como así. Era cierto que la fusión de los pequeñajos era algo atarantada, pero no como para ser derrotada en tan poco tiempo.

18 se preguntaba si una vez arriba podría volver a encontrar a Krinlin. Después de todo, extrañaba el no tener a alguien sobre el cual abusar e imponer su voluntad todo el día. 17 quería sólo una buena pelea. Y finalmente se encontraba Mr. Boo. Explicar lo que pasaba por su mente era algo complicado; ni siquiera los más sabios han podido interpretar lo que es el vacio. (No me refiero a soledad, sino a su estupidez).

Finalmente llegaron a todos a su destino y se sorprendieron al no hallar a nadie.

Gohan: ¡Qué extraño! Está demasiado tranquilo. Parece que ni siquiera hubiera una alma penando en este lugar.

FTrunks: No siento el Ki de nadie.

17: Tal vez los trasladaron a otro sitio.

Gohan: No lo creo. De haber sido así, el señor Piccolo me habría avisado por medio de su Ki, para que lo pudiera seguir.

18: Tal vez el namekuseijin no estaba en condiciones de emanar Ki.

Mr. Boo: O lo dejaron inconsciente.

¡¡¡¡¡¡CHA CHA CHA CHAAAAÁN!!!!!!

Todos: ¡¡BOO HIZO UN APORTE ÚTIL!!

18: ¡¡PENSASTE!!

17: En ese “proceso” deben haber muerto el 98% de las neuronas de tu cerebro.

?????: ¡Ejem! Si ya terminaron… Me toca presentarme.

Todos se dieron vuelta en dirección al palacio al escuchar la voz. La figura que salía de su interior venía recubierta por una larga capa la cual lanzó con un movimiento acrobático altamente logrado, dejando ver su figura. Su cara era de un azul profundo, con rasgos ampliamente marcados. Sus ojos tenían una pequeña pupila negra y vestía con un traje estrafalario que parecía sacado de un circo. Tenía un físico respetable y una altura media alta. Pero lo que más llamaba la atención de él eran decenas de antenas que emergían de su cabeza. Pronto notaron con sorpresa que tres de estos “tubos” iban a dar en las cabezas de Piccolo, Gotenks y Dende, estando pegadas a ellas como si fueran ventosas. La cara del sujeto irradiaba confianza y fe en sí mismo. La bufanda que rodeaba su cuello se movía rítmicamente con el paso del viento, golpeando suavemente la cara de los dos namekuseijins. Finalmente posó su mirada sobre Gohan y habló.

?????: ¡Vaya! Hasta que llegaron. Ya me estaba aburriendo de esperarlos. Al menos su retraso me dio la oportunidad de conocer la maravillosa habitación.

Gohan: ¿Habitación? ¿Hablas de la habitación del espíritu y el tiempo?

?????: Sí. Alcancé a entrenar allí un par horas terrestres, lo que supone un mes allí.

FTrunks: A pesar de tu apariencia ridícula eres bastante inteligente. ¿Cómo supiste de dicho cuarto?

?????: ¿Acaso no ves que mis antenas están pegadas a Piccolo, Gotenks y Dende? Gracias a ellas puedo asimilar todo el conocimiento de otra persona, además de succionarle el poder incrementando así el mío.

18: ¿Ya terminaste? ¡Estúpido, nos dijiste tu secreto! ¡Huumm!… veamos. Creo que los ataques de Krinlin pueden ser útiles de vez en cuando. ¡Kienzan!

La sierra de energía se dirige velozmente hacia el enemigo, pero antes de lograr rebanar la antena, el sujeto desaparece junto con los tres que ha capturado y reaparece detrás de todos. El Kienzan termina perdiéndose entre las nubes.

?????: Tendrás que ser más rápida, muchachita, si es que quieres separarme de tus amigos. Nunca podrán cortar mi vínculo con estos tres sujetos.

Gohan: (pensando) Es muy rápido. Ni yo pude verlo. (en voz alta) ¡Dime cuál es tu nombre!

?????: Les concederé el honor de saberlo. Yo soy Cristapopolus Yio Matio Koburu Riongy del Astar Bulder Votio Quintio Truma Kiandial Dokalalululuke Phontor Sharo Pus Cape Nane Matit Sita Souja Tsua P´Inthit Baal Astarot Enducias…

De pronto se detiene y saca una enorme lista de su bolsillo y continúa leyendo nombres.

17: ¿Que acaso no sabes de memoria tu propio nombre?

?????: (molesto) ¡Claro! ¡Como tú no tienes que memorizar tres millones seiscientos doce mil trescientos noventa ocho nombres!

Todos se quedan espantados con este anuncio y el extraño continua leyendo nombres.

?????: …Tufliqui Somo Bascand Vol Canhue Daaap Deeep Diiip Dooop Duuup Fek´Anak Ruel Dosketch Dowji Zuishi Wimion…

Los guerreros, aburridos, se van de ahí y se turnan para entrenar seis horas cada pareja. 17 entra con 18, Gohan con FTrunks y Mr. Boo se disponía entrar primero solo, cuando Yajirobee llegó en su auto.

Todos: ¡¿Qué haces aquí!?

Yajirobee: ¡Ya me aburrí que me tomaran a la ligera! ¡Entraré a ese cuarto junto a esa bola rosada y les demostraré a todos que soy el mejor guerrero del mundo! ¡¡Después de todo soy el Gran Yajirobee!!

Pasan unos 20 segundos de silencio total para luego producirse una risa generalizada tan grande, que se hubiera escuchado en el octágono de Gennet, si éste aún existiera.

Yajirobee: ¿De qué se ríen? Si no es por mí todos habrían muerto cuando Vegeta apareció por primera vez.

Gohan: (conteniendo a duras penas la risa) Jajajaja… está bien… jajaja… entra nomás. (Susurrándole a los otros) Dejémoslo. No molestará nada.

Así, entraron todos a la habitación. Al salir de la ella, 18 notó la fuerza de combate de Yajirobee, con un medidor que le incorporó Bulma tras la pelea contra Boo, ocupando los componentes del scouter de Raditz.

Yajirobee: ¡Vamos! ¡Dime! ¡¡¿Qué cifra registraste?!!

18: (conteniendo la risa e irónicamente) ¡¡¡Guuuuaaaauu!!! Tu fuerza de combate ha aumentado una unidad tras tu duro entrenamiento.

Yajirobee: (Con cara de duda) No entiendo esos aparatos ¿Eso es muy bueno?

FTrunks: (irónico) ¡¡¡ES INCREÍBLE!!!

Tony Little: ¡¡¡ES INCREÍBLE!!!

Público: ¡¡¡ES INCREÍBLE!!!

Yajirobee: Parece que hay eco.

Todos se acercan donde está el sujeto, quien continúa leyendo nombres. (Si, ya sé, pudieron haber liberado a Piccolo, Dende y Gotenks mientras ese tipo leía, pero no se les ocurrió).

?????: …Thora Yantajas Tano Tana Tanito Tanón Sanafer (no, éste es con “s”) ¡¡¡Ufff!!! ¡¡Terminé!!

FTrunks: No pretenderás que te digamos cada vez ese tremendo nombre, ¿verdad?

?????: Bueno, mis amigos me dicen Cristapopolus.

17: Yo no soy tu amigo, pero prefiero llamarte así.

Cristapopolus: No deberías tomarte tantas confianzas, muchacho. Pero por razones de tiempo aceptaré que me digas así.

17: ¡Retrasado mental! No vamos ha esperarte un día cada vez que quieras decir tu nombre.

Cristapopolus: Eres un niño insolente, 17. Aún así, parte de mi misión tiene que ver contigo y tu hermana.

18: ¿Eh? ¿A qué te refieres?

En lugar de contestar, Cristapopolus saca un control de mando similar al del Dr. Gero, dejando congelados de terror a los androides. Apretando el botón rojo con fuerza se produce un gran estallido donde estaban antes 17 y 18. Instantes después no quedaba nada. Las creaciones del Dr. Gero habían dejado de existir.

La Venganza Final – Capítulo 2

Capítulo 2: “El palacio de Kami Sama en problemas”

Fanfic: La Venganza Final

Yiot ha derrotado a la androide 18, demostrando el ingenio de las tres Bulmas. Ahora entrará, en reemplazo de 18, el saiyajin que fue capaz de derrotar a Cell: Gohan, quien inicia el ataque.

FTrunks: ¡Gohan se movió a una velocidad increíble! ¡Ha llegado a progresar incluso más que antes!

Goten: ¡Vamos, Gohan! ¡Gánale! ¡GOHAN!, ¡GOHAN!, ¡GOHAN!

Trunks: ¡YIOT!, ¡YIOT!, ¡YIOT!

Goten: ¡Oye! ¡Deberías apoyar a mi hermano!

Trunks: Es que Yiot fue construido por mi mamá. Tengo que estar de su lado.

Goten: ¡Hum! Traidor.

Trunks: ¡YIOT!, ¡YIOT!, YIOT!

Goten: ¡Uh! ¡Ni siquiera me escuchó! ¡GOHAN!, ¡GOHAN!, ¡GOHAN!

Trunks: ¡Grrr! Ahora verás. ¡Alavio, alavao, alavim bom ba!! ¡YIOT! ?YIOT! ¡RA, RA, RA!!

Goten: ¡Así que quieres competir?! ¡¡Dale GOOOOHAN, UH AH!! ¡¡Dale GOOOOHAN, UH AH!!

Trunks: ¡Eso no es nada! Mira esto…

FTrunks: ¡¡QUIEREN CALLARSE LOS DOS Y DEJAR DE CANTAR IDIOTECES?!! ¡Da lo mismo quién gane, ya que sólo es una pelea de prueba!

Trunks: ¡Uh! Cuando te pones así te pareces mucho a mi papá.

Bulma: ¡TRUNKS! ¡Ni siquiera lo menciones, puede hacerse realidad! ¡1, 2, 3, toco madera!

Mientras se llevaba a cabo esta conversación tan intelectual, Gohan se movía a una velocidad increíble, confundiendo los sensores de Yiot.

Gohan: ¡Ahora!

Gohan se movió a una supervelocidad, atacando con su codo a Yiot. El ataque fue tan potente que le dejó un agujero en el estómago. Por suerte para el androide, el hecho de ser 100% artificial le permitió sobrevivir sin problemas con esta complicación. Gohan se cruza de brazos.

Bulma: ¿Qué estás esperando, Gohan?

Gohan: Espero que tu androide se regenere para seguir peleando.

Bulma:¡IMBÉCIL! ¡No es capaz de regenerarse! ¡Me echaste a perder cuatro meses de trabajo!

Gohan: Pero si tú me dijiste que comprobara su capacidad…

Bulma: ¡SÍ! ?Pero no tenías que exagerar! ¡Eres igual que tu padre! ¡Todo lo que tocas lo destruyes!

Gohan sintió como su cuello era rodeado por los brazos de tres gigantescas Bulmas, que lanzaban fuego por los ojos y humo por las narices.

FTrunks: Creo que con mi mamá no necesitamos enemigos.

Gohan: (con la cara morada) ¡Augh, Trunks! ¡D-dile a tu mamá que n-no sea tan temperamental!

FTrunks: ¡C-cálmate, ma…mamá!

Bulma 2: ¡¡¿ME ESTÁS CONTRADICIENDO?!!

FTrunks: (con miedo) ¡¡No…no!! ??Cómo se te ocurre?! ?T-tienes toda la razón!

Gohan: ¡T-traidor!

FTrunks: Traidor, pero no estúpido.

Yiot: Ama, aún no he sido derrotado.

Bulma 3: ¡¿Eh?! Yiot está bien, a pesar de tener ese hoyo.

Bulma 2: Ja ja. ¡¿Vieron nuestro talento?! Nuestro poderoso androide es imbatible.

FTrunks: (murmurando) Claro, ahora nomás dice eso, porque hace un rato…

Bulma 2: (con mirada asesina) ¡¿Qué dijiste?!

FTrunks: (temblando) ¡N-nada! ¡N-nada!

Las Bulmas sueltan a Gohan y éste reanuda su pelea contra Yiot. El androide cambia su brazo metálico a un estado líquido, que se transforma a su vez en un escudo. El otro también cambia y se convierte en un gran mazo. Gohan trata de conectar varios golpes, pero la protección del escudo los hace ineficaces. El contraataque de Yiot resulta devastador para el hijo de Goku, quien es golpeado repetidamente con el mazo hasta quedar enterrado en el subsuelo. El androide despeja toda la tierra con una onda de ki invisible y continúa golpeando al saiyajin. Gohan eleva su nivel místico enormemente y agarrando con sus brazos el brazo-mazo (verso sin esfuerzo) de Yiot, le aplica un agarre lanzándolo contra un árbol, que se hace a?icos.

Gohan: ?Ugh! N-no ha estado mal. Es bastante fuerte. Si Yiot tuviera energía ilimitada, estaría en bastantes problemas.

Yiot: Revisión de sistema; Estabilidad: 74%.

Poder: 82%.

Energía: 79%.

Energía auxiliar:100%.

Da?os: 35%.

Bulma: Yiot está sumamente da?ado, al igual que Gohan. Es mejor parar esto.

Yiot: Mis condiciones no son perfectas, Ama Bulma. Pero mi revisión me indica que el poder que me resta es suficiente.

Gohan: Yo también estoy bien, Bulma. Quiero seguir.

Ambos guerreros se lanzan uno contra el otro, chocando ambos con el antebrazo, lo que genera una onda de choque que saca volando los arboles, pasto y tierra del jardín. Las tres Bulmas fueron protegidas por los dos Trunks. Los dos intercambiaban golpes moviéndose de un lugar a otro, llegando incluso a sobrepasar las nubes. Desde el aire, Gohan es arrojado a tierra por un mazazo de Yiot, formando un cráter muy hondo. Los brazos del androide vuelven a cambiar y se convierten en gigantescas columnas que caen sobre Gohan. Éste queda gravemente lastimado. El androide se prepara para asestar el golpe de la victoria y Gohan instintivamente se cubre los brazos para recibirlo, pero aunque pasan los segundos, no ocurre nada…

Bulma: ¿Eh? No lo entiendo. ¿Por qué se detuvo?

Roshi: ¡Bulma! ¿Cómo puedes ser así? Gohan se salvó de que le dieran el golpe de gracia.

Bulma: No sea tonto, maestro. El androide no estaba programado para matar en esta pelea. A lo más le habría intentado dejar inconsciente con ese golpe.

Gohan: ¿Por qué lo paraste, Bulma? Yo aún no estaba totalmente derrotado.

Bulma: ¡Yo no lo paré! No entiendo lo que pasó.

Bulma se acerca al androide, el cual no reaccionaba. Después de revisarlo minuciosamente, ella da su veredicto…

Bulma: Tuvimos un error en el cálculo de su energía por no estar acostumbradas a construir androides.

Bulma 2: No sabíamos que en las peleas se desplegaba tanta energía. Con lo que tiene actualmente, sólo puede aguantar unos 10 minutos peleando. Con unos ajustes podríamos alargar su tiempo a unos 25 minutos.

Gohan: Es una lástima. Sería un gran aliado. ¿Eh? ¡Un Ki! ¡Está muy débil! Intenta comunicarse conmigo telepáticamente.

Mente de Gohan: E-escucha Go…gohan. Soy P-piccolo. D-dende y yo estamos en peligro. Podemos morir. Ve…ven pronto a la p-plataforma celeste. E-estoy herido.

Gohan: (sorprendido) ¿Sintieron eso?

Bulma: ¿De qué hablas?

Gohan: ¡¿Cómo que de qué hablo?! Piccolo acaba de hablarnos. ¡Su vida estaba peligrando!

FTrunks: ¡Estás delirando! Nadie dijo nada.

Gohan: Ya lo entiendo. Sólo pudo comunicarse conmigo. Seguramente está muy débil como para expandir su rango telepático a más de una persona.

Todos (menos las tres Bulmas): ¡¡¡¡¿QUÉ?!!!!

Gohan: Que estaba muy debilitado para hablarnos a todos al mismo tiempo. ¡Qué falta de cultura!

Trunks: ¡Claro! Como mi mamá no me encierra 8 horas diarias para que estudie…

Gohan: ¡¿Qué dijiste, enano?! (Tras esto Gohan golpeó con la palma abierta la cabeza de Trunks, pero el primero fue golpeado por Bulma y a su vez ésta fue golpeada por Milk).

Roshi: ¡Cálmense!

Trunks, Bulma, Gohan y Milk: ¡¡¡YO NO EMPECÉ!!!

Bulma 2: Espera, Gohan. ¿Lo que dices es verdad?

Gohan: ¿Para qué iba yo a mentir?

Bulma 3: Es cierto.

Goten: ¿Y qué te dijo Piccolo?

Gohan: Que tanto él como Dende están en peligro. Quiere que vayamos ahora.

Goten: ¡¡Eso quiere decir que habrá…!!

Trunks: ¡¡¡¡¡…PELEA!!!!!

Goten y Trunks: ¡¡¡¡VIVAAAA!!!! ¡¡¡Fuuuuu… sióoon!!! ¡¡¡Yaaaaa!!!

Gotenks: Ja ja. Ya estoy listo.

Gohan: ???NO PODÍAS ESPERAR UN POCO!!! ??Imagínate que después te necesitemos de verdad!!

Gotenks: ¡¡Los acabaré en un instante!!

Gotenks se convierte en ssj y sale volando en dirección a la Plataforma Celeste.

FTrunks: ¡Estúpido! Ni siquiera sabemos a quién nos enfrentamos y él parte así como así.

Gohan: No nos queda más que seguirlos.

Bulma: Yiot no estará listo hasta unos 25 minutos. Cuando sea el momento, lo mandaré para que les ayude.

Así fue como Gohan, FTrunks y 18 partieron volando en dirección al peligro.

Plataforma Celeste…

?????: Ja. Fue muy fácil. ?Qué enanos más ilusos!

Goten: ¡Uhhh! E-es demasiado fuerte.

Trunks: N-no debimos ade…adelantarnos.

Dende: P-pronto vendrán los demás. ?S-serás derrotado más rápido de lo que piensas!

Piccolo: Q-quizás esta vez ni todos juntos podrán hacer algo…

?????: Eso es cierto. Sólo mis superiores pueden derrotarme.

Con Gohan, 18 y FTrunks…

FTrunks sentía extra?eza dirigiéndose a pelear junto a una antigua enemiga como 18. Él mismo vino hace varios a?os a este tiempo para avisarles de la amenaza que suponían ella y su hermano. Aunque debía admitir que ella era muy distinta a su contraparte del futuro y que era obvio que Krinlin no se habría casado con ella de haber sido malvada…

Gohan: ¿Eh? Siento un ki bastante potente que se dirige hacia nosotros.

El ki fue acentuándose hasta aparecer con la forma de Mr. Boo…

Gohan: ?Boo! ¿Qué haces aquí?

Mr. Boo: Sentí un ki muy grande y vine.

FTrunks: ¿Ki? Nosotros no hemos sentido nada.

En ese momento llegó 17 y se unió al grupo.

18: ?Hermano! ¿Qué haces aquí?

17: Eso es obvio. Sentí ese ki y vine a ayudar.

FTrunks: ¿Por qué insisten en eso?

Gohan: Espera un momento, Trunks. ¿A qué hora lo registraste, 17?

17: A las 12:30 más o menos.

Gohan: Ya lo entiendo. Eso fue unos 10 minutos antes de que Piccolo se comunicara conmigo. En ese momento yo peleaba contra Yiot.

17: ¿Contra quién?

Gohan: Después te contaré. ¡Yo no sentí ese Ki por estar preocupado de pelear y los demás por estar siguiendo el mío!

18: ¿Cómo era?

17: Bastante potente.

Gohan: ¿Era de un saiyajin?

17: No lo creo. No parece ser terrestre, pero en mi memoria tengo registrado el tipo de Ki de más de 100 razas y éste no se puede clasificar en ninguna de ellas.

FTrunks: Miren. Estamos llegando. Ahí está la torre Karín.

Gohan: Antes pasemos por unas semillas.

El grupo llega donde el maestro Karín y este les da tres semillas.

Gohan: ¿Solamente tres? Para el tiempo que ha pasado debería tener más.

Karín: Sí, ya lo sé. Pero ese glotón aprovechado se comió casi todas.

Yajirobee: ¡¡Hmmpf!! ¡¡Grouunch!! ¡¡?am!! ¡¡?am!! ¡¿D-de qué hablas, gato viejo?!

Gohan: ¿Nos acompa?arás a pelear, Yajirobee?

Yajirobee: Lo siento, pero tengo un fuerte desgarro que me lo impide.

FTrunks: Está peor que Satán.

Gohan: Listo. ¡¡VÁMONOS!!

La Venganza Final – Capítulo 1

Capítulo 1: “Un androide construido por tres Bulmas”

Fanfic: La Venganza Final

Han pasado cuatro meses desde que terminó la pelea en el octágono. Nia (bebé), descendiente de Goku y Vegeta, vive en Capsule Corp. donde la mamá de Bulma la cuida como si fuera su hija. Todos los guerreros han dedicado largas horas de entrenamiento durante este tiempo. Trunks del Futuro vive también en Capsule Corp. junto con las tres Bulmas, sin tener problemas para adaptarse, y ha alcanzado el ssj3 Dai ni Dankai. Mr. Satán, por haber salvado supuestamente a la Tierra de la amenaza del octágono, se ha convertido en embajador de cuatro regiones de la Tierra, y en la región donde queda Satán City la humanidad le ha cambiado el nombre por “Satan Region” (¡Qué raro!). Fuera de eso, todos han aumentado relativamente su poder y Gotenks se halla cerca de alcanzar el ssj3 Dai San Dankai. Una tarde como todas en Capsule Corp, o no como todas (¡Qué raro que estos fanfics partan en Capsule Corp!), Bulma mandó a llamar a todo el grupo a su casa.

Gohan: ¡Bulma! Casi me dejaste sordo cuando me pediste que viniera ¿Qué quieres?

Bulma: No es mi culpa que vivas alejado de la civilización. Apenas se escucha cuando uno llama por teléfono para tu casa.

Milk: ¿Sólo nos llamaste para cerciorar el estado de nuestra línea telefónica?

Bulma 2: Ya que sabemos que pronto vendrá un peligro terrible, quisimos hacer un aporte para esta ocasión.

Roshi: Espera un poco. ¿Dónde están Yamsha, Krinlin y Ten Shin Han?

FTrunks: Es verdad. Ahora que el maestro lo dice, no he podido sentir el ki de ninguno de los tres desde hace dos meses.

Gohan: Tú, 18, debes saber qué ha sido de Krinlin.

18: No tengo idea. Ese pelado estúpido me dijo que iba a hacer un entrenamiento especial junto a Ten Shin Han y Yamsha. Dijo que pronto volvería y no vuelto a saber de él.

Goten: ¿Y no estás preocupada?

18: ¿Por qué? Seguro que debe estar entrenando en algún lugar apartado.

FTrunks: Esto es raro. Parece como si no estuvieran en la Tierra. No deberían tener ninguna razón para ocultar sus Ki.

Goten: Tal vez nos quieran sorprender con los nuevos poderes que han adquirido.

En ese momento se escuchó una risa generalizada entre todos los presentes. Duraron más de 10 minutos riéndose.

Goten: No entiendo cuál es el chiste.

Gohan: Ja…ja ja ja…ja ¡Q-qué ingenuo eres, Goten! Ja ja ja ja ja ja ja.

Bulma: (pensando) Si esos tres fracasados adquirieron nuevos poderes, me comeré mi zapato.

Milk: Ja ja ja. No cabe duda de que mi hijo será, aparte de un gran sabio, un gran comediante. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja.

La risa estalló sin parar y esta vez duró media hora.

Goten: Sigo sin entender.

Trunks: ¡Qué ingenuo eres, Goten!

Goten: ¡¿Ah, sí?! ¡A ver! ¿Cuál es el chiste?

Trunks: (nervioso) ¡Eehhhh!… ¡Es demasiado complicado para que lo entiendas, Goten!

Goten: ¡Qué rabia ser el único que no entendió!

Trunks: (pensando) ¡Uuuf! Yo tampoco entendí, pero no pienso quedar como tonto.

Gohan: Después nos preocuparemos de ellos tres. Por ahora estoy intrigado por saber para qué nos llamaste, Bulma.

Bulma se acerca a una cortina….

Bulma: ¡Tengo el honor de presentarles a Yiot, el androide definitivo!

Todos: ¿Yiot?

Bulma baja la cortina, dejando ver a un ser como de un metro noventa; tenía el pelo largo hasta la cintura y de color azul. Su cara era de una expresión dura y su ropa era una extraña armadura. Estaba completamente inmóvil.

FTrunks: ¡Mamá! No me habías dicho nada. ¿Quién es ése?

Bulma 2: Nosotros sabíamos del peligro que corrían, así que quisimos aportar con un nuevo guerrero.

Bulma 3: Todo partió un día cuando vimos los planos de los androides 16, 17 y 18. Si el Dr. Gero pudo, nosotras también.

Bulma: Así fue como iniciamos en secreto este proyecto: un androide fruto de la base tecnológica del Dr. Gero, junto a las aportaciones científicas de las mentes más brillantes de tres universos. ¡¡TRES BULMAS TRABAJANDO JUNTAS!!

Gohan: ¡Eso sería fantástico! ¿Pero cuánto poder posee?

Bulma: No lo sé muy bien. Por eso los llamé. Quiero que alguno de ustedes pelee contra él para medir su fuerza.

18: ¿Tiene energía eterna como yo y 17?

Bulma 2: Fue lo único que no fuimos capaces de copiar de ustedes dos. Nos fue imposible reproducir el dispositivo de energía eterna.

FTrunks: Si es bastante fuerte, eso no será tanto problema.

Trunks: Basta que derrote a los enemigos antes de cansarse.

Gohan: ¡Oye, Bulma! Supongo que no tendrán base humana… ¿No?

Bulma: ¡¡¡¡¿CÓMO SE TE OCURRE?!!!! ¡¡¡¡¡¿ACASO ERES IMBÉCIL?!!!!!

Gohan: Yo decía nomás…

Milk: ¡¡BULMA!! ¡No trates así a mi niño!

Bulma: ¡Sucede que tu “niño” es igual de subnormal que su padre!

Milk: ¡GRRRRR!

Bulma: ¡GRRRRR!

Bulma y Milk se miraban fieramente y hasta despedían amenazantes auras.

Gohan: ¡Glup! Cuando mi mamá y Bulma están enojadas, son los seres más poderosos del universo.

Después de que se calmaron los ánimos y las dos tomaron como 15 tranquilizantes, se reanudó la conversación.

FTrunks: Oye, mamá, ¿pero no sabes más o menos qué tan poderosos son con respecto a los otros androides?

Bulma 2: ¡Aahh! Eso ya lo sabemos. Estamos completamente seguras de que superan ampliamente el poder de la antigua generación de androides.

18: Ja. No me hagas reír. ¿Cómo se te ocurre que esa chatarra va a superarme?

Bulma: ¿Te atreves a pelear? ¿O es que acaso te da miedo?

18: ¿Miedo? ¡Por favor! ¿Por quién me tomas?

Bulma 2: Entonces vamos al patio. ¡Por fin lo podremos probar!

18: Cuando termine con tu androide, vas a tener que vender chatarra.

Bulma 3: Ya lo veremos. Síguenos, Yiot.

Yiot: Sí, ama.

Todos salen al jardín de Capsule Corp y se traza en el pasto una especie de ring…

Bulma: Las únicas reglas serán que no podrán salir del ring y que no podrán ocupar poderes energéticos, para que no dañen la ciudad.

18: No hay problema.

Yiot: Entendido.

Bulma da la señal de comienzo y 18 comienza su ataque a una velocidad increíble…

FTrunks: ¡Oye, mamá! ¡Pero tu androide ni siquiera ha adoptado una posición de pelea!

Bulma 2: Ju.

18 ataca con un contundente golpe en el estómago a su rival, al cual lanza hacia atrás. Luego cae con su rodilla sobre su cara para luego subirse encima de él y propinarle un millar de golpes.

18: Ju. Parece ser que a pesar de ser un idiota, el Dr. Gero sigue siendo el campeón indiscutido en cuanto a construcción de androides se refiere.

El androide, con su cuerpo enterrado en el suelo, logra levantarse con alguna que otra dificultad.

18: ¡Vaya, Yiot! Veo que no eres tan inútil después de todo. Lograste levantarte después de esto.

Ambos androides se lanzan uno contra otro intercambiando golpes a gran velocidad, aunque Yiot se lleva la peor parte. 18 estaba igual que al comienzo de la pelea, pero al parecer las celdas de poder del androide creado por Bulma estaban agotándose, pues tenía rasgos de cansancio.

18: Ju. Es una lástima para ti que yo tenga energía eterna.

18 arrancó una palmera y golpeó a Yiot con ella como si fuera una pelota de baseball, el cual apenas pudo detenerse antes de salir del ring.

Gohan: Parece que tu androide no era lo que esperabas, Bulma.

Bulma seguía con una expresión confiada, lo que llevaba a dudar a los presentes. Yiot mostró a 18 la palma de su mano, en la cual se abrió un agujero de la cual salió una sustancia pegajosa que enredó e inmovilizó a la androide.

Trunks: ¡La atrapó!

18: ¡Maldición! ¿D-de qué está hecha esta porquería? ¡N-no puedo salir!

Yiot comenzó a golpear a la atrapada 18, quien recibía desesperadamente los golpes. Cuando 18 pensaba que caería derrotada…

Bulma: ¡Yiot! ¡Es suficiente!

Yiot: Como ordenes, ama.

Yiot levanta de nuevo su mano y de la palma de ésta surge una especie de aspiradora que chupa toda la sustancia que tenía atrapada a 18, liberándola.

18: No tenías que hacer eso. Yo podía liberarme sola. No perderé. ¡De ninguna manera!

18 se lanza con el cuerpo sobre Yiot, poniendo toda su fuerza en el peso de su hombro. El impacto hace que el androide salga disparado contra el suelo dejando un gran cráter. El androide queda con toda su armadura abollada.

18: Ja. ¿Qué te pareció eso?

FTrunks: Creo que ya es suficiente, mamá. Yiot tiene más o menos el mismo poder que 18. Será un gran aliado.

Bulma 2: Ja. ¡Yiot, basta de bromas! ¡Es hora de que pelees en serio!

Todos: ¡¿Qué?!

18: (pensando) ¡Qué tonta! Bulma cree que caeré en el viejo truco de que el oponente no ha sacado todo su poder. Es obvio que su androide está peleando con todo.

18 se lanza nuevamente sobre Yiot e intenta patearlo, pero el androide detiene su pierna con un dedo y con un certero golpe en el estómago deja inconsciente a la señora de Krinlin. Todos quedan con la boca abierta…

Gohan: ¡D-después de que Bulma le dijo a Yiot que peleara en serio, se bastó de un solo golpe para derrotarla!

Goten: ¡Ese robot es fantástico, Trunks!

Trunks: Obvio, si lo construyó mi mamá.

Bulma: No se preocupen por la androide 18; en unos 10 minutos estará completamente repuesta. Por lo menos esta derrota servirá para bajarle los humos de la cabeza.

FTrunks: Es una lástima que la pelea haya sido tan corta. No pudimos enterarnos de sus verdaderas habilidades.

Bulma: Por eso quiero que pelee Gohan contra él. Sólo con un rival verdaderamente poderoso podremos comprobar si es efectivo o no.

Gohan: Oye, Bulma. Yo no quiero romper tu androide.

Trunks: Es verdad, mamá…

FTrunks: Aunque haya derrotado fácilmente a 18, la diferencia de sus habilidades son enormes.

Gohan: Además, ya recibió algunos golpes de 18. No debe estar en condiciones para un segundo encuentro.

Bulma: Tienen razón. Mejor no me arriesgo… ¡¡Yiot, dame tu informe!!

Yiot: Estabilidad: 98%.
Poder: 97%.
Energía: 95%.
Energía Auxiliar: 100%.
Daños: 2,3%.
Bulma: Ja. Está más que bien. No hay problemas para que peleen.

Gohan: Entonces no tengo inconvenientes. Me hacia falta un buen oponente para los entrenamientos.

Bulma: Las reglas de la pelea anterior se mantienen para ésta.

Gohan: No tienes que decírmelo.

Ambos rivales, tanto el saiyajin como el androide, entran en el ring delimitado por Bulma. Ésta da la señal de inicio y Gohan adopta una posición de combate, no así el androide.

Gohan: ¿Eh? ¿Qué quiere decir con eso? ¿Acaso me considera tan débil que ni siquiera le merece la pena tomar guardia? ¡No! Él es totalmente de base artificial. Carece de sentimientos… Bueno, si él no quiere empezar, lo haré yo. ¡¡YAAAH!!

La Venganza Final – Introducción

Fanfic: La Venganza Final

Para leer esta historia no es útil, es imprescindible haber leído antes “Zanafer, el Dios Saiyajin” y “El Último Descendiente“.

Año 735 en el calendario universal. Un pequeño punto luminoso se mueve a una velocidad exorbitante a través de la negrura del espacio. Los sensores que indican la llegada al destino previamente programado, anuncian de forma intermitente al ocupante de la nave que el viaje ha finalizado. Es de esta forma como la nave saiyajin penetra la atmósfera del planeta Vegeta. El ocupante ha tenido que realizar un aterrizaje de emergencia, por lo cual no ha podido utilizar una de las plataformas de llegada.

“¡Estúpidos Gantorjins, nunca pensé que me pusieran tantos problemas!” –exclamó el saiyajin respirando dificultosamente y con múltiples heridas en su cara– “Es bueno volver a casa. ¡Nada como una cámara de recuperación para un momento como éste!”.

Sin duda, el implacable desierto de Karhn era una prueba difícil para cualquiera. Aún siendo un saiyajin, Raditz no se habría aventurado por aquellos parajes en circunstancias normales. El viento mezclado con arenilla hirviendo y azufre hacía arder los ojos del guerrero, nublándole la vista a ratos. Por suerte no fue suficiente para que no pudiera distinguir las decenas de siluetas que se hallaban a lo lejos.

“¡¿Eh?! ¡No puede ser! ¡¡¡VEGETA!!!” –pensó para sus adentros. A pesar de no traer consigo un Scouter en esos momentos, llevaba mucho tiempo de conocer al príncipe. No bastaba ser un genio para reconocer aquella forma de luchar– “Pero… ¿quiénes serán sus oponentes? ¿Qué hará en este lugar tan lejos del palacio?”.

Unos 500 metros más lejos, un joven príncipe se jugaba su honor en el combate. Perder una apuesta con ese estúpido era algo que su mente no podía concebir. Más aún con lo que estaba en juego. Justo en el momento en que la garra de un Saibaiman casi le rozaba la cara, su mente voló recordando el porqué de la pelea. Todo comenzó dos días atrás…

Eran cerca de las 4:00 de la mañana; rara hora para que un saiyajin estuviera despierto. Sobre todo cuando mañana designaban a los guerreros que iban a conquistar el planeta Midvit. Vegeta era la excepción. Una especie de sexto sentido que lo alarmaba era la causa. Desde hacía una semana que su padre desaparecía continuamente. “Asuntos de estado” –decía él, aunque era obvio que se trataba de una mentira. Nadie discutiría tales temas con un grupo de locos fanáticos como eran los Rak Valgo Dhu. Lo único que hacían todo el día era promocionar al tal Zanafer. “¡Como si existiera!” –pensaba Vegeta. Aunque estaba claro que no podía manifestar sus pensamientos en voz alta, ya que a pesar de que la gran mayoría de los saiyajins veía a Zanafer únicamente como un mito estúpido, era penado con la muerte hacer burla de las tradiciones ancestrales. Realmente era difícil determinar el verdadero alcance del poder de los Rak Valgo Dhu. Para unos, eran unos sujetos bastante insanos que no hacían más que repetir un cuento de niños, mientras que para otros, eran verdaderos profetas que llevarían al pueblo saiyajin a la tierra prometida. Sea cual sea el caso, la verdad es que su padre, el Gran Rey Vegeta, les tenía un gran respeto y eso era algo que había que tener en cuenta.

Éstas eran las razones que habían motivado al joven príncipe a seguir al rey a esta reunión. Era imposible imaginar qué cosas podían tratarse en reuniones como aquéllas. ¿Cuáles serían los verdaderos motivos de ese grupo de fanáticos religiosos? Sobre todo Kalkana. A pesar que era capaz de hablar 300 tonterías por minutos, era mucho más astuto de lo que aparentaba. Incluso a los ojos de Vegeta era un verdadero genio. Bajo esa faceta de predicador, podía distinguirse a un hombre frío, calculador y manipulador. El príncipe estaba seguro que muchas de las decisiones de estado no eran orden directa de su padre…

Voces… voces eran lo que podía escucharse a través de la fría piedra del ala este del palacio. Esto hacía la reunión más sospechosa aún, ya que estaba abandonada hace años por lo inestable que era en sus cimientos. Al contrario del resto del castillo, no había sido reconstruido al finalizar la guerra de la Era Kantesoica, por lo cual ya nadie frecuentaba por ahí. Sin embargo, su padre no sólo estaba en aquel lugar; más encima, tenía la compañía de los Rak Valgo Dhu.

“Hace bastante tiempo que no nos das tu informe, Vegeta” –comenzó una voz ronca desde el otro lado de la pared. El joven Vegeta no necesitó un scouter para saber de quién se trataba. Era nada más ni menos que el imbécil de Kalkana. Ese sujeto se había dado el lujo de burlarse en su cara varias veces, lo que inquietaba mucho al príncipe, sobre todo considerando que nadie podía cometer una afrenta contra un miembro de la casa real; aunque más le extrañó la actitud de su padre, el cual no dijo una palabra al escuchar que le llamaban Vegeta a secas, sin ni siquiera el adjetivo de “gran”.

“No me gusta que te tomes tantas familiaridades, Kalkana; no olvides quién es tu rey” –respondió con voz temblorosa el monarca saiyajin. “Ya era hora que se impusiera” –pensó el príncipe. “¡Vamos, Vegeta, ambos sabemos que los títulos solo los ocupamos para aparentar; ya sabes cuál es tu situación real… aunque si tanto lo prefieres, te llamaremos Rey Vegeta”. El príncipe se sorprendió al escuchar estas palabras. ¡¡Si lo otro había sido una gran ofensa, aquí se burlaban en las narices de su padre!!

“Ya hablamos con el Gran Freezer. Él se siente muy contento con el desempeño de nuestros hombres, pero está muy enojado porque aún no le presentas a tu hijo, Rey Vegeta”.

“Sí, ya lo sé, Kalkana; pero el mocoso debe entrenar más para presentárselo. Aún está muy verde” –replicó el soberano. “Hablando de VERDE… ¿No te conté, Gran Vegeta, sobre la producción de los nuevos saibaimans…?”

¡¡¡ERA EL COLMO!!! Eso era todo lo que necesitaba escuchar el príncipe de los saiyajins. ¡¿CONQUE LO QUERÍAN MANDAR DONDE FREEZER, EH?! No aguantaba más… estaban muy equivocados si creían dejarlo bajo la tutela de ese afeminado. “¡¡Si alguien irá con Freezer, serán ustedes, bastardos! ¡¡De una sola patada!!” –era el pensamiento del furioso Vegeta.

“¡¡COBARDES!! ¡UNO A UNO O TODOS JUNTOS, ME DA IGUAL! ¡¡LOS MATARÉ A TODOS!!” –gritó el enfurecido príncipe saliendo de su escondite.

“¡Vaya! ¿¡Pero que tenemos aquí?! Nada más y nada menos que el joven heredero al trono. Estás muy alterado, pero ya que veo que tienes tantas ganas de pelear y yo de probar a mis saibaimans, lo que haré será ofrecerte una apuesta…”

“¡¿Tan lentos son los ataques de tus insectos, Kalkana?!” –decía en tono burlón el príncipe saiyajin al esquivar a dos saibaimans al mismo tiempo que los convertía en cenizas.

“Yo que tú no me confiaría, Vegeta. Recuerda que cuando los saibaimans atacan en grandes grupos, son una de las razas más feroces del universo”.

“Hum, repite esa estupidez cuantas veces quieras; recuerda que, cuando yo gane, todos y cada uno de los Vak Ralgo Dhu deberá humillarse públicamente ante mí e irse para siempre del planeta”.

“Y recuerda tú, Vegeta, que si pierdes deberás abdicar una vez que subas al trono y entregarnos la corona a nosotros, los Vak Ralgo Dhu”.

“Los dos tenemos bastante que perder… ¡HUGH!…” –contestó el príncipe sin acabar la frase a causa de una fuerte patada de un saibaiman, que lo empotró en una gigantesca roca. Perdiéndoles completamente la pista, ocho saibaimans desaparecieron de los ojos de Vegeta para reaparecer al lado de éste y darle la paliza del año. En verdad no había ninguna parte de su cuerpo que no hubiera sido golpeada por esos bicharracos verdes.

“Fui un estúpido, me confié demasiado. Ni siquiera traje conmigo mi armadura de combate”. –Ésta era la frase que desfilaba contantemente en la mente del último heredero de la familia real de los saiyajins. A pesar de esto, su orgullo era demasiado grande para rendirse tan fácilmente ante los bichos. El hijo del Rey Vegeta juntó sus pocas fuerzas para generar una explosión bastante lejos, que sirvió para distraer por un breve lapso de tiempo a los Saibaimans. “Aunque sean más fuertes que los originales, siguen siendo igual de estúpidos”. Tras murmurar esto, soltó una nueva carga, que arrastró a todos los monstruos en una columna de energía, llevándose con ellos varias decenas de metros de suelo.

“¿Q-qué te pareció eso?” –dijo con voz entrecortada Vegeta, mientras se afirmaba dificultosamente uno de sus hombros que se le había semi-dislocado. “Y p-puedo hacer lo mismo cuantas v-veces quieras. Creo que es hora de que tú y tu grupito vayan rindiéndome pleitesía”. “Es muy temprano para hablar, Vegeta. Aún no terminas con todos” –respondió secamente el otro.

“¡¿Eh?!”. Fue en ese momento, al levantar la vista hacia el horizonte, cuando vio cómo se levantaban por debajo de la tierra otros doce Saibaimans. “Tu cuerpo va flaqueando poco a poco, príncipe. Creo que ni siquiera podrás exterminar ni la mitad de los que quedan”.

“¡¡No será necesario que lo haga!!”. Tanto como Vegeta como Kalkana se sorprendieron al escuchar esa voz. Sólo pudieron ver cómo de la nada aparecían decenas de energy ha que desintegraban a los saibaimans. Cuando el humo se dispersó, ambos pudieron ver al rey del planeta Vegeta acompañado de los veinte nobles saiyajins más fuertes del planeta; aquellos que eran llamados guerreros de élite por su casta y poder. A pesar de que se decía que el poder de Kalkana estaba a la altura del de Zaabon y Dodoria, no podría contra todos a la vez.

“¡¡Rey Vegeta!!… ¿Q-qué haces aquí? El p-pacto fue que nadie intervendría”. –Era evidente que la confianza que se tenía Kalkana en sí mismo comenzaba a desaparecer. Tembló más aún cuando los extremos de los labios del rey se levantaron al mismo tiempo que fruncía el ceño, formando en su rostro una diabólica sonrisa. “Parece que se te olvidó que la palabra no vale nada acá, en el Planeta Vegeta, aunque venga incluso de la boca de un noble. ¿Crees que soy tan estúpido como para dejar que te salgas con la tuya? Mi linaje no se verá destruido así de fácil. Los Vak Ralgho Dhu jamás serán los señores de este lugar” –finalizó.

“¡Pero padre…!” –interrumpió el príncipe sin atreverse a mirar a los ojos de su progenitor.

“¡¡¡¡CÁLLATE!!!! Tú menos que nadie tiene derecho a dirigirme la palabra. Por poco destruyes nuestra línea monárquica con tus estúpidas apuestas. No hago esto por ti, sino por el orgullo de la casta real de este planeta. Ya ‘hablaré’ contigo más tarde… Por ahora, el que me interesa es Kalkana”. –El padre dejó de mirar a su hijo para voltear hacia Kalkana. El príncipe no se intimidó con esa amenaza disfrazada de su padre. Como buen saiyajin, le habían enseñado sólo a tenerle miedo al mismo miedo… y a Freezer.

Kalkana dio un paso atrás al mismo tiempo que tragaba una gran cantidad de saliva por su garganta. Las cosas no habían salido como las planeó, y ahora presentía que tendría que pagar con creces las consecuencias. “No me intimidas, Rey Vegeta: soy más fuerte que tú y tus vasallos” –aunque ni él mismo estaba seguro de sus palabras– “Además, aún quedan los 5 Vak Ralgo Dhu restantes”

“Pero no están aquí para ayudarte. Los engañamos para que se fueran a otro planeta. Cuando tú estés muerto y ellos regresen, será pan comido exterminarlos” –dio como respuesta el monarca, dejando blanco de terror al jefe de los Rak Valgo Dhu al comunicarle cómo era la situación– “Respecto a lo que dijiste anteriormente… ¿No crees que tu fuerza se quedará corta cuando tu situación es de veintiuno contra uno? Pero basta de charla… ¡¡ATAQUEN!!”

Todos los guerreros se lanzaron contra Kalkana a la vez. No cabía duda que era un guerrero saiyajin formidable. La rapidez con que se desplazaba dejaba atónitos a sus adversarios. Ninguno de aquellos guerreros podría durar ni dos minutos contra él en un combate singular.

Pero por desgracia para Kalkana, ésta era una batalla imposible de ganar. Eran demasiados para él solo. Así, poco a poco fue debilitándose, siendo finalmente derrotado por un golpe directo a su cara proveniente del puño del mismísimo Rey Vegeta.

Tras caer al suelo, fue inmovilizado por cinco saiyajins que le levantaron frente a la imponente presencia del Rey.

“Éste es su fin” –fue el pensamiento que ocupó lugar en la mente de Vegeta hijo. Pero su sorpresa sería mayúscula al ver que su padre no le asestó el golpe final.

“Tengo un castigo mucho mayor preparado para ti, Kalkana”.

“B-bastardo. ¡Tenías planeado atacarme de antemano!”. –De inmediato Kalkana se dio cuenta de lo que pasaba.

“Por supuesto. Aunque claro está que tu diminuto cerebro no lo dedujo a tiempo. No te preocupes… no te irás al infierno solo… tus amigos te harán compañía” –afirmó el señor de los saiyajins con una voz que disipaba cualquier duda. Tan intimidado estaba el maestro de los Rak Valgo Dhu, que no notó cuando alguien le golpeó un lado del cuello… Pronto todo el entorno comenzó a nublarse para él, hasta tornarse de color negro. La conciencia lo había abandonado…

“¿Mmmm? ¿Eh?”

“Está despertando”

“¿Q-qué pasa?… ¿Eh?… Rey Vegeta. Ya recuerdo… ¡MALDITO!” –gritó Kalkana con furia asesina, pero su golpe chocó con algo que sus ojos no fueron capaz de ver– “¿EH? ¿Qué pasó?”.

“Despertaste de forma muy violenta como para haber estado casi un mes inconsciente”. –La sonrisa de ironía del rey, junto con sus ojos escondidos por la semipenumbra, le daban un aspecto demoníaco. Pronto pudo distinguir de golpe a varios saiyajins a su lado, incluido el príncipe Vegeta– “Con respecto a tu pregunta, te respondo que estás en una celda de energía. Una de las últimas maravillas que nos legaron los tsufurujins. No es tan fuerte para retener a un saiyajin, pero en el estado en que te encuentras es más que suficiente. Los sedantes hicieron un buen trabajo”.

“¿Sedantes?” –murmuró en voz casi imperceptible el saiyajin cautivo.

“¿Con qué crees acaso que te hemos mantenido inconsciente todo este tiempo? También lo ocupamos con tus amigos” –intervino un saiyajin de confianza del Rey. Kalkana notó que era Pahvero, uno de los nobles que estaban en el grupo de ataque aquel día– “¿Mis amigos?” –le preguntó Kalkana con visible curiosidad. Pahvero no contestó; simplemente indicó con un dedo a su alrededor. Eso bastó para que la pregunta quedara contestada. Cinco campos de energía iguales a los de él contenían al resto de los Rak Valgo Dhu. “Así que los capturaron a todos mientras yo dormía. Ya está todo perdido… ¡MALDITA SEA, POR ZANAFER!”.

“Invoca a quien quieras, imbécil; ya nadie los va a salvar de ésta. ¡EL IMPACTO SOLAR”.

Kalkana tembló hasta la medula de los huesos. ¡Había comprendido por fin porqué lo habían mantenido vivo! Nunca en la historia saiyajin, ni siquiera en la guerra de Golban, se conoció una sentencia tan terrible como lo era el impacto solar. El castigo en cuestión consistía en debilitar al individuo lo suficiente para colocarlo en una cápsula espacial (estando semiinconsciente), con la trayectoria preparada a una estrella específica. Una vez iniciado el viaje, el ocupante no podía desviar la trayectoria, pues se les habían destruido los circuitos de los mandos manuales con anterioridad. Así, el sentenciado recuperaba la conciencia completa en medio del espacio, por lo que estaba obligado a no destruir la nave. Ni siquiera los saiyajins podían respirar en el espacio. El sujeto podía ver día a día acercarse la estrella, cayendo en estados de desesperación total. Podían pasar hasta dos semanas antes de llegar a ella. La situación de pánico era intolerable. La mayoría se volvía loco de tanta desesperación antes de llegar a ese mar de fuego. Sin duda era la muerte más cruel y terrible jamás conocida, además de las más efectivas por la imposibilidad que representaba escapar.

“¡Entonces esto es…!” –exclamó Kalkana.

“¡Exacto!… una plataforma de lanzamiento” –respondió Pahvero uniéndose a la sonrisa diabólica de su monarca. Sin aviso alguno, el techo de aquel lugar se abrió en dos partes como si fuera una compuerta, mostrando una noche bastante estrellada.

“Fijate bien, Kalkana; ése es tu destino… la estrella Trenblar. Hasta nunca” –finalizó el Rey Vegeta apuntando con su dedo el vasto firmamento.

El príncipe había permanecido en silencio a todo momento, como un mero espectador. Aunque por fuera demostraba un rostro sereno sin ninguna variante, en su mente sonreía… sonreía por la muerte de ese bastardo arrogante que lo había humillado tantas veces. Vegeta no perdió ningún detalle de los acontecimientos. En cada uno de los campos de energía penetró el gas anestésico que dejaría a los Vak Ralgo Dhu semiinconscientes. Las imágenes pasaban, los sentenciados trataban inútilmente resistirse al gas, pero pronto cayeron al suelo. El campo de energía desapareció, los cuerpos flácidos fueron cargados al interior de sus respectivas cápsulas especiales. Todas se cerraron con un golpe seco. El príncipe se acercó a la de Kalkana y con los brazos cruzados y apoyando su cola en la ventanilla de la nave le dirigió una última mirada de burla al condenado. Para su sorpresa, con un último esfuerzo Kalkana le devolvió una mirada mucho más amenazante, una mirada capaz de derretir el hielo. Una mirada que Vegeta descifró de inmediato: “VOLVERÉ”, no cabía otra interpretación en la mente del príncipe saiyajin. La impresión fue tal que Vegeta cayó de espaldas al mismo tiempo que el aire se calentaba alrededor de la cápsula. La secuencia de despegue ya había dado inicio. Aún después de ver partir la nave, Vegeta no era capaz de retirar esa última mirada de su mente. Aquel al que había llamado “patético” se manifestaría a lo largo de toda su vida, en forma de terribles pesadillas. Después de dar una última mirada en dirección al cielo, dio media vuelta y se dirigió volando lentamente de regreso a su palacio…